Manzur propone la unidad del PJ y vaticina el triunfo en 2019

“Qué carajo nos pasa que no podemos sentarnos alrededor de una misma mesa”, dijo el mandatario en la previa al acto de hoy en el Hipódromo.

17 Oct 2018
1

LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ

Juan Manzur dejó anoche de lado, por unas horas, el traje de gobernador. Y se transformó en el dirigente peronista tradicional que baja líneas desde el discurso. Fue en la filial local que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) tiene en la localidad de San Andrés. Durante el asado de camaradería que se sirvió para más de medio millar de dirigentes, previo al acto que hoy arrancará a las 16,30 en el Hipódromo, Manzur fue enfático en su discurso. “Cómo puede ser posible que las diferencias internas que tengamos dentro del Partido Justicialista sea mayor a las que podamos tener con el gobierno de (Mauricio) Macri”, lanzó el mandatario en tono de autocrítica.

Fue más allá, cuando convocó a “deponer actitudes, a terminar con la soberbia de muchos que están equivocados”. Por eso a los dirigentes les pidió “volver a escuchar a las bases y a los orígenes del Movimiento Nacional Justicialista”.

Manzur se paró en una silla para saludar a los concurrentes; se abrazó con históricos dirigentes cegetistas; también con vicegobernadores y con cada dirigente que pasó por su lado. Cerró los puños cuando escuchaba las bombas de estruendos. Y hasta endureció sus palabras cuando pidió mirar hacia adelante en el proceso de unidad partidaria que, a su entender, puede arrancar con el acto de hoy en el Hipódromo de Tucumán. “Qué carajo nos pasa a los dirigentes del Partido Justicialista que no podemos sentarnos alrededor de una misma mesa”, soltó ante los asistentes. Lo repitió tres veces y en los mismos términos para la tribuna. Luego miró a los sindicalistas y les agradeció que el peronismo haya podido juntarse “en la casa de los trabajadores para decir que está más vivo que siempre”.

El gobernador también abrió el baúl de los recuerdos para rememorar la gesta del 17 de Octubre de 1945, resaltando la lucha de zafreros y de ferroviarios tucumanos en aquella época; las denuncias de fraude que hizo la alianza Acuerdo para el Bicentenario en 2015 y el triunfo sobre Cambiemos en 2017 que, según rememoró, catapultó a Tucumán como uno de los bastiones más importantes del peronismo a nivel nacional. “En estos 73 años, al PJ le hicieron de todo”, resumió. Y continuó: “cuando el Justicialismo está en la calle, hasta los más guapos reculan”.

La cita en Tucumán, según los organizadores, persigue un sólo fin: un encuentro con fuerte repercusión nacional que movilice no sólo al Partido Justicialista, con vistas a las elecciones del año que viene, sino también darle un mensaje al Gobierno nacional de fortalecimiento de la oposición. Como prueba de que la convocatoria no es sectaria, afirman que en la cumbre de anoche que tendrá su acto central hoy, desde las 16,30, han decidido participar los peronistas tradicionales (incluyendo al sindicalismo nacional), a los principales referentes de provincias y hasta presidenciables como el caso de Sergio Massa, Miguel Pichetto y hasta el ex candidato Daniel Scioli.

En el entorno de Manzur admitieron que no fue feliz que algunos dirigentes hayan excluido al kirchnerismo del mitin, aunque reafirmaron que no habrá sectarismo. De todas maneras, algunos referentes que fueron anoche al complejo de los choferes del transporte de pasajeros indicaron que, para mostrarse ante la sociedad como una alternativa válida, el peronismo necesita “aires de renovación”.

“La convocatoria es amplia, sin mezquindades para garantizar una victoria electoral”, repitieron durante la cena. De hecho, Manzur cerró su discurso de anoche con su vaticinio: “en 2019, el país vuelve a ser gobernado por un peronista; de eso no tengo dudas”.

Desde el complejo de UTA

La mesa principal

El gobernador Juan Manzur llegó a las 21.30 acompañado por el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, y el vicegobernador de Santiago del Estero, José Emilio Neder. En la mesa principal de un salón colmado con más de 500 personas en el predio de UTA en San Andrés, se ubicaron los diputados Diego Bossio y Graciela Camaño; los vicegobernadores de Chaco y Santiago del Estero, Daniel Capitanich y Neder; junto a los sindicalistas Víctor Santa María (porteros), Julio Piumato (judiciales), Roberto Fernández (UTA), Héctor Daer (sanidad), Luis Barrionuevo (gastronómicos) y Andrés Rodríguez (UPCN). En la misma mesa se ubicaron también el histórico referente Julio Bárbaro y el periodista Jorge “Turco” Asís. El economista, Aldo Pignanelli también fue uno de los comensales en la mesa principal. Apenas llegó, Manzur se subió a una silla para levantar los brazos. Los encargados del sonido pasaron por primera vez la Marcha Peronista, pero sólo Bárbaro la cantó de principio a fin, el resto, se mostró sorprendido por el gesto. “Boludo, no sabés la cantidad de gente que viene mañana, entre concejales y sindicalistas. Muchísima gente de Santiago, de Catamarca...”, chusmeaba sonriente el gobernador con Barrionuevo. Al dirigente gastronómico lo retaron: comió las empanadas con cubiertos.

Para amenizar la velada

Ministros, legisladores, delegados comunales y concejales se agolpaban alrededor de la mesa principal para sacarse fotos con Manzur, Jaldo y los referentes del peronismo a nivel nacional. Manzur, Bárbaro, “Turco” Asís y Barrionuevo fueron los más solicitados. La velada se amenizó con dos bandas de música en vivo: Los Nuevos Cantores del Alba, con un repertorio folcklórico clásico; y La Festa, quienes apostaron por covers de música popular. Desde “Honesty”, de Billy Joel, hasta La Cosa Más Bella, de Eros Ramazzoti.

Fuerte operativo de seguridad

Las cercanías al predio Polideportivo y Social que tiene UTA, el gremio de los choferes de colectivos, en San Andrés estaban colmadas de policías de la provincia y de vigías de la Banda del Río Salí. Si bien San Andrés es una comuna de Cruz Alta, la Intendencia de Banda del Río Salí (cabecera del departamento) dotó de inspectores de tránsito y vigías para asegurar que el acceso al salón fuera ordenado.

Menú completo

Las mozas sirvieron empanadas de entrada y de primer plato tamales. El plato principal, asado de carne roja: vacío y costilla. Los empleados del gremio de UTA fueron los encargados de asar 110 kilos de vacío, 110 kilos de costilla y treinta kilos de embutidos. Para beber hubo Jarras con gaseosas y vinos malbec de la Bodega Salentein del Valle de Uco (Mendoza).

Del gremio “anfitrión”

El gremio de la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) ofició de anfitrión de la previa del acto del Día de la Lealtad. Por eso, los referentes peronistas se tomaron fotos y agradecieron en varias ocasiones a Roberto Fernández, secretario general a nivel nacional de UTA; y al titular local del gremio, César González. Antes de que el gobernador Juan Manzur hiciera uso de la palabra, le cedió el micrófono a Fernández para que diera su mensaje. “La unidad va a empezar mañana (por hoy), en el Día de la Lealtad”, dijo el gremialista.

Conducción bonaerense

El intendente de la localidad bonaerense de Esteban Echeverría, Fernando Gray, fue anunciado como el nuevo presidente del Partido Justicialista en el distrito bonaerense, el más importante del país. Cuando habló ante los convocados, Gray calificó al gobernador Manzur como “compañero y amigo”. Además, hizo diferencias entre la situación de Tucumán y de la Provincia de Buenos Aires. “Manzur saca esta provincia adelante, como tiene que ser”, afirmó. Y, sin mencionarla, cuestionó las políticas de María Eugenia Vidal, la gobernadora de Cambiemos. Para terminar, Gray envió un mensaje también puertas adentro. “Acá estamos los que hemos sido leales a la bandera de Perón y de Evita: no nos arrodillamos ante el FMI”, lanzó Gray ante el aplauso de los comensales.

Sin alperovichismo

No hubo presencia alperovichista en el evento de la sede de UTA de San Andrés. Eso era algo esperado. Pero sí sorprendieron algunas presencias. Por ejemplo: la llegada del representante oficial de la Provincia en Capital Federal, Isaac Bromberg. El ex diputado nacional por el FPV es primo del senador José Alperovich, que ayer no fue mencionado en ninguno de los discursos. Otro invitado que generó rumores entre los demás comensales fue Pablo Tonelli, también funcionario tucumano en Capital Federal, quien fue asesor y hombre de confianza del ex senador Alperovich. Además, aunque para los eventos centrales de hoy se espera la participación de algunos dirigentes alineados al ex gobernador, como los concejales capitalinos David Mizrahi y Dante Loza, en la cena de ayer en UTA no hubo presencia alperovichista. ¿Será un preludio de lo que ocurrirá hoy?

Los encargados

Los más de 500 invitados se acomodaron en más de 65 mesas en el salón principal del predio de UTA. La mesa principal fue armada para 30 invitados. Alrededor se ubicaron el resto de las mesas redondas. Las más cercanas a las mesas principales fueron reservadas para fucionarios de Casa de Gobierno y algunos legisladores de peso, como Guillermo Gassenbauer y Marcelo Caponio. En el resto de las mesas se fueron ubicando los funcionarios de segunda y tercera línea, los legisladores de la tropa, concejales e intendentes. El intendente de Banda del Río Salí, Darío Montero, estuvo casi toda la noche detrás de la mesa principal, ordenando a comensales, mozos y miembros de la organización que ningún detalle quedase librado al azar. Junto a él, otro encargado de cuidar la organización fue Sergio Arroyo, dirigente del este tucumano.

Actividad colateral

La invasión massista se observó anoche en el complejo de San Andrés. El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, llegará hoy a esta ciudad, e inmediatamente desplegará una serie de actividades fuera de las partidarias. Por caso, ha prometido visitar una planta de elaboración de fideos de propiedad del empresario tucumano Emilio Luque. Lo haría en compañía del gobernador Juan Manzur. También se espera el arribo del senador por Río Negro y presidente de la bancada Argentina Federal de la Cámara Alta, Miguel Pichetto, y de varios gobernadores de provincias peronistas.

Medios de transporte

Manzur reveló anoche que para hoy se prevé el arribo de simpatizantes de distintas provincias que llegarán a Tucumán para participar de los actos conmemorativos del Día de la Lealtad. El gobernador indicó que algunos vienen en colectivos y otros eligieron el tren para llegar a esta ciudad.

Mesa legislativa

Una de las mesas que se ubicó cerca del tablón principal, donde cenaron las “figuras” de la jornada, estuvo conformada casi de manera exclusiva por legisladores oficialistas. El vicepresidente 1° de la Legislatura y referente de Acción Regional, Juan Antonio Ruiz Olivares, hizo gala de su habitual simpatía, y se puso de pie para saludar a todos los que se acercaban. También Nancy Bulacio, la dirigente del Partido de los Trabajadores y secretaria del bloque oficialista, que parece haber definido su apoyo a la dupla Manzur-Jaldo. Además, se ubicó allí la legisladora Graciela del Valle Gutiérrez de Salomón y su esposo, el ex intendente Aldo Salomón. También estuvieron Joseph Tanios Seleme y César Dip. Quien terminó de confirmar su alianza con el gobierno es la legisladora Stella Maris Córdoba, del bloque Proyecto Popular.

Por el salón

También hubo legisladores repartidos por todo el salón, en distintas mesas. Entre ellos, Sandra Mendoza de Orellana, quien representó a los “Mellizos” en la reunión, los dirigentes capitalinos Ramón Santiago Cano (jefe del bloque oficialista), Guillermo Gassenbauer, Marcelo Caponio, Elena Cortalezzi (estuvo junto al concejal Matías Alejandro Figueroa), y legisladores oriundos del interior, como Luis Espeche, Roque Cativa, Emiliano Vargas Aignasse y Eduardo “Lalo” Cobos. Además, en su doble carácter de dirigente de la Bancaria y de legislador del bloque Trabajo y Dignidad, estuvo el sindicalista Eduardo Bourlé.

Intendentes

La mayoría de los intendentes del interior -la Capital, a cargo de Germán Alfaro, responde a Cambiemos- dijeron presente. El “local”, el jefe municipal bandeño Darío Monteros, estuvo de un lado al otro controlando la organización. Lo acompañó su esposa, la diputada nacional Gladys del Valle Medina. Por las mesas se vio a Javier Noguera (Tafí Viejo), Sergio Venegas (Alderetes), Carlos Najar (Las Talitas), Patricia Lizárraga (Famaillá), Elia Fernández de Mansilla (Aguilares), Sandra Figueroa (Alberdi), Jorge Leal (Burruyacu), Francisco Serra (Monteros), Alejandra Cejas (Graneros) y Carlos Gallía (San Isidro de Lules), entre otros jefes municipales que ratificaron su apoyo a la dupla Manzur-Jaldo.

Funcionarios

El equipo del gobernador Manzur estuvo al pie del cañón, aplaudiendo discursos y degustando tamales. Participaron los ministros Miguel Ángel Acevedo (Interior) Regino Amado (Gobierno y Justicia) Gabriel Yedlin (Desarrollo Social) junto a su hermano, el diputado Pablo Yedlin, Claudio Maley (Seguridad) y otros funcionarios, como la secretaria de Gobernación, Silvia Pérez, y los secretarios de Gobierno (Carolina Vargas Aignasse) y Roberto Palina (Trabajo).

Comentarios