Polémico caso: los insólitos detalles del robo de la estatua “Meditación”

Los investigadores creen que la estatua robada del parque 9 de Julio no fue dejada en Villa Muñecas, sino que se les cayó por accidente a quienes la trasladaban. Declaran empleados municipales.

13 Oct 2018

La investigación del robo de la “Meditación” ocurrido el 1 de agosto en el parque 9 de Julio sigue dejando al descubierto insólitos detalles. Los investigadores, que son conducidos por la fiscala Adriana Giannoni, creen que la pieza se cayó del vehículo en la que era trasladada y no que fue abandonada para que la encontraran en Villa Muñecas.

Estos son los detalles más importantes de la pesquisa que surgieron en las últimas horas:

1- No la habrían sujetado bien y la perdieron

Después de haber analizado los resultados de las pericias que se realizaron en el allanamiento a la vivienda de Mariano Demárcico, los pesquisas tendrían descartado que la obra haya sido dejada abandonada en medio de la calle en Villa Muñecas. Piensan que fue arrastrada hasta un vehículo de carga y cuando arrancaron para dirigirse a otro lugar se les cayó, ya que es muy poco probable que decidieran abandonarla al frente de la vivienda donde la habrían ocultado y, si lo habrían planeado, cometieron un gran error al no haber borrado los rastros que dejaron al arrastrarla. Aparentemente no la habrían asegurado correctamente y no se animaron a cargarla nuevamente.

2- El dueño de la casa sigue sin aparecer

La Justicia por el momento no ordenó ninguna medida en contra de Demárcico. Los policías, por orden de Giannoni, están indagando sobre la vida del hombre, que se ganaría la vida reparando heladeras. Ya tendrían confirmado que no sería empleado municipal. Los investigadores ahora tratan de comparar la imagen del conductor de la camioneta que se llevó la estatua del parque con la del propietario de la vivienda allanada. El sospechoso, según confiaron fuentes judiciales, aún no se presentó. Sospechan que él fue un mero guardador del botín, ya que la casa resultó ser un lugar ideal para ocultarla. Vive solo y las otras dos casas que hay en la cuadra están alejadas.

3- Es humana la sangre que tenía la estatua

Ayer a la mañana se despejaron todas las dudas. La sangre que se encontró en la pieza es humana y se sospecha que sería de una persona que se lastimó cuando la transportaban. Quedó descartado entonces que sea de “Cleo”, la perra pitbull que habría estado en celo y que cuidaba la casa donde se habría escondido la estatua. Las muestras que se obtuvieron quedaron reservadas para realizar una futura pericia genética.

4- La efigie se convirtió en una brasa

Los pesquisas creen que los supuestos ladrones de la estatua habrían querido desprenderse de la “Meditación” luego de que la Justicia comenzara a realizar allanamientos en las propiedades de los empleados de la Dirección de Espacios Verdes. Estaría prácticamente descartado que hayan decidido abandonarla en ese lugar, a pesar de que allí existen muchos basurales. “Hubieran tenido más cuidado a la hora de sujetarla en el vehículo”, indicó.

5- Desfiles de empleados municipales

Los empleados municipales siguen en la mira de la fiscala Giannoni. Rufino Valdiviezo, jefe del Departamento Seguridad de Espacios Verdes responsabilizó a sus superiores por las irregularidades a la hora de hacer la denuncia del robo. El director de la repartición, Armando Cabello, desmintió esa versión y no sólo aseguró que era responsabilidad de Valdiviezo hacer el trámite en la Policía, sino que le había ordenado realizarlo. A partir de la próxima semana, por los pasillos de Tribunales de la avenida Sarmiento comenzarán a desfilar los trabajadores de la dirección que tiene su sede en el parque 9 de Julio.

6- Un polémico saludo en el parque

Con las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del parque 9 de Julio y de comercios dela zona, los pesquisas descubrieron varios elementos que fueron muy útiles para la investigación. Una de ellas aportó un dato que serviría para probar la supuesta complicidad de empleados municipales en el hecho. Después de haber cargado la “Meditación” en una camioneta utilitaria blanca, los ladrones pasaron por el frente de Espacios Verdes y realizaron un cambio de luces para saludar a la camioneta que estaba estacionada allí. Los ocupantes del vehículo, que no pudo ser identificado aún, respondieron el gesto.

7- Tres obras robadas en 10 años

Uno de los empleados informó a los investigadores que “Meditación” fue la tercera pieza de arte que fue sustraída del parque 9 de Julio en los últimos 10 años. Desconocidos se llevaron en 2006 la “Vestal Orante” y al año siguiente, “Idilio”. La segunda fue encontrada varios días después en un canal del paseo público.

8- Explicaciones poco convincentes

Las explicaciones que dieron los funcionarios municipales sobre el robo de la estatua no se coinciden con la investigación realizada por la Justicia. Carlos Arnedo, secretario de servicios públicos del municipio, declaró que se demoraron para realizar la denuncia porque la seccional 11ª no tenía suministro de energía eléctrica. Con el correr de los días, la fiscala no sólo desmintió esa versión, sino que además descubrió que las autoridades de Espacios Verdes se negaron a dejar constancia de la sustracción al personal del servicio 911 el viernes 3 de agosto, día en el que dijeron que se había producido el hurto. “El robo de la estatua hay que vincularlo con los hechos de vandalismo que estamos viviendo en estos días”, aseguró Walter Berarducci, secretario de Gobierno. La Justicia tiene otra hipótesis: la obra fue robada para venderla a un coleccionista.

9- La falta de recursos, un serio problema

Este caso volvió a dejar al descubierto las limitaciones que tienen los fiscales para avanzar con las investigaciones. No sólo deben soportar las fallas técnicas que tienen las cámaras de seguridad del Estado, sino que tampoco cuentan con los recursos necesarios para mejorar las imágenes que registran, por lo que debieron enviarlas a Salta para mejorar su calidad a través de sistemas informáticos. Por la falta de un reactivo, se demoró más de 12 horas en determinar si la sangre encontrada en la base de la estatua era humana o de un animal.

Comentarios