Una situación complicada de San Martín en la Superliga

Hasta ahora, el “santo” no pudo repetir una misma alineación titular en dos partidos seguidos.

13 Oct 2018
1

RELEVANTE. Matías García es uno de los tres futbolistas que pudo completar los 630 minutos que el “santo” jugó en el torneo. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI.-

El objetivo de cualquier técnico es conseguir rápidamente establecer en sus equipos, el esquema de juego que lo represente y por ende tener un conjunto titular que pueda darle vuelo a su filosofía futbolística.

Esta meta, en esta temporada de la Superliga, no la pudieron conseguir en San Martín Rubén Darío Forestello, primero, ni Walter Gastón Coyette, en las dos dos fechas dirigió el equipo. Es verdad que como todo deporte puede haber imponderables (lesiones o expulsiones) que obliguen a realizar modificaciones, pero si las variantes se concretan más por necesidades tácticas o rendimientos individuales, como ocurre en los “santos”, esto ya es preocupante.

En los siete partidos que San Martín jugó en su regreso a la máxima categoría del fútbol argentino, utilizó 23 futbolistas, lo que marca los inconvenientes que tuvieron Forestello y ahora Coyette para encontrar una estabilidad futbolística. Para dar un ejemplo claro de la inestabilidad futbolística del conjunto de La Ciudadela, no es algo menor que los técnicos no pudieron repetir nunca un equipo titular, en los dos fechas consecutivas.

Las constantes modificaciones que realizaron impidió que el equipo adquiriera el estilo futbolístico que se pretende para, prioritariamente, asegurarse la plaza para, por lo menos, una temporada más en la Superliga.

Si repasamos los fríos números de las estadísticas, comprobaremos que sólo Lucas Acevedo, Matías García y Claudio Bieler pudieron completar los 630 minutos que el equipo jugó en el torneo. En tanto, Gonzalo Rodríguez y Nicolás Giménez estuvieron presentes en todos los partidos, pero fueron reemplazados o ingresaron desde el banco de relevos, lo que evitó que completaran la totalidad de los minutos jugados.

Un hecho particular que no cobró mucha transcendencia se registró en el partido de la fecha 8 donde San Martín perdió frente a Aldosivi de Mar del Plata.

Es que por primera vez, desde que había llegado a los “santos”, Ignacio Arce ocupó un lugar en el banco de relevos en un partido oficial. Hasta el enfrentamiento con el “Tiburón”, el entrerriano había sumado 3.420 minutos ininterrumpidos en el cuidado de la valla del elenco de La Ciudadela. Esta racha se cortó, porque Coyette decidió optar por Jorge Carranza en el último encuentro.

Comentarios