Atlético no la pasó bien con Gremio, perdió y deberá buscar el milagro en Porto Alegre

Alisson y Everton marcaron el 2-0 en el Monumental ante un "Decano" que quedó con 10 y sufrió en defensa. Mirá los goles.

18 Sep 2018

Como quien se prepara para la cita de su vida pero termina arrojándose la copa de vino encima, Atlético se frotó las manos a la espera de Gremio por la ida de los cuartos de final de la Libertadores y sufrió errores en defensa que le terminaron costando un 2-0 difícil de cargar hasta Porto Alegre.

El "Decano" no la pasó bien contra el campeón defensor y tampoco tuvo suerte. Claro que no fue más que su rival, pero tampoco ligó. Al contrario...

La mano arrancó torcida desde los primeros minutos, cuando Ricardo Noir se lesionó solo por tratar de salvar una pelota y tuvo que pedir el cambio. Un presagio de la noche complicada que se avecinaba.

En su lugar ingresó Gervasio Núñez, protagonista de una jugada que también sería clave para el desenlace de la historia.

Gremio fue inteligente desde el primer momento, respetó a Atlético pero siempre tuvo en cuenta su jerarquía para valerse de ella y marcar la diferencia. Así llegó el gol de Alisson.

El delantero abrió la cuenta ni bien Atlético falló en el fondo. Esa mala salida terminó con la primera pelota dentro del arco de Cristian Lucchetti luego de una buena definición del visitante.

La balanza terminó de inclinarse en favor de Gremio con la ayuda del VAR. Núñez bajó a Alisson en mitad de cancha, pero no conforme con eso lo pisó (con intención o inevitable, quién sabe) cuando ya estaba de espaldas tendido en el piso. Hasta ahí el árbitro Wilmar Roldán sólo había amonestado al jugador "Decano", pero al revisar la jugada en la pantalla dio marcha atrás y cambió el color de la tarjeta: anuló la amarilla y le mostró la roja directa a Núñez.

Atlético quedaba con 10, 1-0 abajo y más cuesta arriba que nunca.

Las chances en ataque no sobraron y cuando se generaron, como por ejemplo con un buen tiro libre de Luis Miguel Rodríguez, encontraron bien parado al arquero Marcelo Grohe.

Firme atrás y rápido en ataque, Gremio volvió a apostar a sus bandas y así fabricó el segundo tanto: pase al fondo por derecha, centro atrás y aparición en el área de Everton. 2 a 0.

El conjunto brasileño dejó su sello en un Monumental que esta vez no pudo disfrutar de una buena noche de sus figuras.

Gremio superó a Atlético sin demasiados problemas y ahora lo obliga al milagro en Porto Alegre. Eso sí, el "Decano" sabe de hazañas cuando más por muerto lo dan, ya lo dejó claro, y aún faltan 90 minutos por jugar.

Comentarios