Se viene Gremio: Atlético, un rival de sumo cuidado y con poder de fuego

El sacrificio y la unión de un grupo que cree que nada es imposible.

16 Sep 2018

En las afueras de la sala de prensa, la peregrinación de fieles “Decanos” complica en cierta forma el trabajo de quienes esperan entrevistarse con los jugadores que el viernes por la noche le regalaron a sus hinchas un triunfo y la cima parcial de la Superliga, al menos hasta hoy, cuando Racing intente recuperar el puesto que Atlético le ganó en buena ley.

Los simpatizantes han desbordado el canal de salida de un plantel cuyos protagonistas van desprendiéndose del racimo a medida que los minutos se acercan a la medianoche del sábado. Entre tanta euforia, uno de los fanáticos aprovecha y le habla casi al oído a Luis Rodríguez, el héroe ante Tigre, el ídolo inoxidable sin fecha de vencimiento. “‘Pulga’, una foto”, le pide al artillero y dispara con su celular en modo selfie. El goleador no tuvo margen de respuesta. Entonces sonríe y sigue. “Sos un groso, amigo, sos un groso. Dios te bendiga”, le dice al cantante del gol nacido en el corazón de Simoca otro desconocido que parece haber hecho varios brindis antes, durante y después del 3-0 de Atlético sobre Tigre. Otra sonrisa.

En un club donde no para de brillar el sol, el clima no puede ser mejor. Hoy Atlético está ante una primavera que ya se comió al invierno y también al otoño. ¿Existe una fórmula mágica para este momento? Ricardo Zielinski no la tiene, pero sí sabe cómo responder. “Si supiera cuál es la clave, la patentaría, je. Son los jugadores, siempre los jugadores. Ellos tienen la posibilidad de manifestarse dentro de la cancha y en la medida que jueguen con las ganas y actitud que han tenido con Tigre, estarán cerca de ganar un partido. Y en la medida que no lo hagan, cualquier equipo nos va a complicar”, lo que quiere decir el “Ruso” es que Atlético es Atlético por el compromiso de quienes salen a defender el honor y el nombre de la institución.

“Todo es consecuencia de todo”, razona el presidente Mario Leito, y se acopla al pensamiento de Zielinski. “Podés tener un proyecto deportivo, pero si no tenés quién te lo defienda, es difícil. En la cancha son los jugadores. El proyecto de Atlético no hubiese sido tan bueno si no hubiera 11 tipos que se matan dentro de la cancha. Por eso estamos felices, contentos, porque todos tiran para el mismo lado. Los jugadores demuestran que le tienen mucho amor a esta camiseta”, agradece.

Zielinski acepta no conocer la clave del éxito actual del “Decano”, pero sí reconoce una de las ventajas que lo hace diferente al resto. “Tengo la satisfacción de trabajar con buena gente”.

Hablame de Gremio

Si alguna vez fue Palmeiras, uno de los gigantes de Brasil que pisó el Monumental, ahora será turno de Gremio, el campeón defensor de una Copa Libertadores 2018 que ha entrado en la zona caliente con los duelos de ida y vuelta de los cuartos de final. Dueño de un plantel que roza los 100 millones de dólares, los de Porto Alegre han obligado a los de 25 de Mayo y Chile a tomar medidas extremas. “Va a ser un partido re difícil, como contra cualquier equipo brasileño. Gremio, además, es muy copero. No hay que subestimarlo y menos confiarnos nosotros”, el que levanta la mano y pide orden es David Barbona.

Va a ser un partido totalmente diferente al de Tigre. Nos enfrentaremos a un gran rival. Va a ser algo muy complicado”, destaca Rodríguez, justamente el verdugo del “Matador” de Victoria. “Pulguita” aclara que una cosa es Superliga y otra es la Copa Libertadores. Algo así como el agua y el aceite: no se mezclan.

Nadie quiere irse del José Fierro sin al menos haber podido acercarle una pequeña cuota de agradecimiento a los jugadores. Uno de los más seguidos es Rodrigo Aliendro. “Sos lo más grande que hay”, venera un grandote al pequeño gigante, el que no conoce de causas ni pelotas perdidas. “El martes tenemos un partido histórico”, ubica “Peti” bien alto en su consideración al cruce con Gremio. Pero así como habla de historia, el hombre cree que el respaldo para bajar al campeón está, precisamente, en los hinchas, además del fútbol que pueda ofrecer Atlético este martes, a las 21.45.

“Tenemos que utilizar todo el aliento a favor nuestro. Estamos muy contentos y este momento es único para nosotros. Esperemos seguir dándole alegrías a la gente, porque lo que la gente vive es igual para nosotros”, sostiene Aliendro.

“La gente ayuda muchísimo. Jugamos con un público que constantemente alienta. Y eso es muy importante para nosotros en el torneo local y la misma Copa Libertadores”, expresa Zielinski, el padre de un Atlético que está a días de volver a hacer historia en la Copa, porque jugar los cuartos de final no se da todos los años. “Pero con corazón todo es posible”, reconoce uno de los históricos de un “Decano” preparado para dar la sorpresa. Una vez más.

Comentarios