La intensidad de un huracán se mide en vientos, mareas y daños

Parámetros de la escala del ingeniero Saffir y el meteorólogo Simpson.

16 Sep 2018

MIAMI.- La intensidad de los huracanes se mide bajo las denominaciones de la escala Saffir-Simpson, los apellidos del ingeniero Herbert Saffir y el meteorólogo Robert Simpson, quienes la desarrollaron en 1969 en Estados Unidos.

Cinco niveles establece la escala que clasifica la velocidad del viento y el incremento del oleaje (marejada ciclónica o inundación costera). También incluye los posibles daños que causará el huracán.

CATEGORÍA 1: Vientos entre 119 y 153 kilómetros por hora. Las olas pueden llegar a 1,5 metros de altura e inundar algunas zonas costeras. En esta categoría, los daños suelen producirse en elementos que no están anclados al suelo, al igual que avisos y árboles.

CATEGORÍA 2: Vientos entre 154 y 177 kilómetros por hora. Las olas crecen hasta 2,4 metros de altura. La fuerza del aire puede afectar los elementos exteriores de edificios como ventanas y techos. Alta probabilidad de que los árboles sean arrancados del suelo.

CATEGORÍA 3: Vientos de hasta 209 kilómetros por hora con olas que superan los 3,6 metros de altura. Se pueden producir daños devastadores. La electricidad y el agua no estarán disponibles durante varios días o semanas después de que pase la tormenta.

CATEGORÍA 4: Vientos entre 210 y 249 kilómetros por hora con olas que superan los cinco metros de altura, con posibilidad de cauar un daño catastrófico. La mayor parte de las estructuras de las casas pueden sufrir graves daños o pérdidas. Árboles serán derribados al igual que postes de energía.

CATEGORÍA 5: Es el máximo nivel con vientos que superan los 250 kilómetros por hora y olas que exceden los seis metros de altura. La fuerza de los vientos pueden destruir un alto porcentaje de viviendas con árboles y postes de energía caídos. La mayor parte del área puede ser inhabitable durante semanas. (DPA)

Comentarios