Una confesión de José López complica a Cristina

La prensa anticipó que el juez Bonadio procesará a la ex presidenta Fernández como cabecilla de una supuesta asociación ilícita.

16 Sep 2018
1

Para Stornelli, el testimonio de López puede ser clave.

BUENOS AIRES.- La ex presidenta Cristina Fernández afrontará la próxima semana un nuevo procesamiento desde que dejó el Gobierno en 2015, esta vez por liderar una presunta asociación ilícita que recibía sobornos de empresarios a cambio de concederles obras púbicas, según informó ayer la prensa. La decisión sería emitida en el ámbito de la megacausa de corrupción conocida como “los cuadernos de las coimas”.

“La sentencia que prepara (el juez federal Claudio) Bonadio recoge como dato clave la confesión de (el ex secretario de Obras Públicas) José López. Este dijo que, al morir en 2010 el esposo de Cristina Fernández (el ex presidente Néstor Kirchner), ella heredó el manejo de los sobornos”, publicó este sábado el diario La Nación.

El diario “Clarín” aseguró que Bonadio también pedirá al Senado de la Nación que le quite a la parlamentaria la inmunidad, un beneficio del que goza por ser senadora de la agrupación opositora Unidad Ciudadana, para, eventualmente, arrestarla. Además de la acusación a la ex mandataria argentina (2007-2015), el juez también procesará a quien fue ministro de Planificación Federal durante su gobierno y el de Néstor Kirchner (2003-2007), Julio De Vido, y a su “segundo” en el área, Roberto Baratta, como presuntos organizadores de una asociación ilícita.

El diario Perfil indicó, en tanto, que otros 49 involucrados en el caso, entre ellos ex funcionarios kirchneristas y empresarios, serían imputados (acusados formalmente) con la figura legal de “partícipes necesarios”.

Si se concreta el adelanto de la prensa, Fernández de Kirchner enfrentará el sexto procesamiento judicial desde que finalizó su mandato, y el segundo pedido al Senado para que pierda la inmunidad parlamentaria de la que goza y pueda quedar detenida. En la megacausa de los cuadernos, la Cámara Alta ya autorizó, por pedido de Bonadio, el allanamiento de los domicilios que la ex jefa de Estado tiene en la capital del país y en la provincia de Santa Cruz. La megacausa comenzó a partir de que una fuente entregara al diario La Nación el registro detallado de los retornos que los ex funcionarios recibieron a lo largo de una década. Oscar Centeno escribió esos cuadernos mientras se desempeñaba como chofer de Baratta. El autor anotó entre 2005 y 2015 los detalles de los sobornos que iba a cobrar a distintas oficinas y empresas, y a quiénes eran entregados los bolsos con dinero. En algunos casos, estos eran depositados en la Quinta de Olivos o en el departamento que la familia Kirchner tiene en Recoleta.

Las revelaciones produjeron la eclosión de la figura del arrepentido. Centeno no sólo reconoció la escritura de los cuadernos, sino que numerosos empresarios mencionados en ellos y algunos ex funcionarios, como el tucumano López, cerraron acuerdos de colaboración con la Justicia a cambio de conservar la libertad y de una reducción de la eventual pena. (Especial)

Comentarios