Atlético bailó a Tigre al ritmo del "Pulguita" y es el nuevo líder de la Superliga

El ídolo abrió la cuenta a los 8 minutos, estiró la ventaja de penal y puso el 3-0 con un golazo que dejó al equipo en la cima del torneo. Mirá los goles.

14 Sep 2018

Luis Miguel Rodríguez montó la fiesta en el Monumental como en el patio de su casa y bailó a Tigre para llevar a Atlético derechito a la cima de la Superliga. El ídolo fue autor del 3-0 con el que el "Decano" logró mucho más que tres puntos.

Es que el de hoy era un duelo clave, el del liderazgo (a la espera de los partidos de Racing y Central), pero también el que le permitiría sumar promedio con un rival directo en esa otra tabla, la que de entrada prometió atender el equipo para no sufrir con el tema permanencia.

La chance de probarse el traje de líder llegó después, a base de buenos partidos y figuras clave. Y Atlético la efectivizó hoy en otra noche inolvidable de "PR7" en el Monumental.

El "Pulga" abrió el camino rápido, como para dejar todo en claro de entrada. Con picardía se interpuso en el camino del tiro de Gervasio Núñez, luego de un buen lujo de Mauro Matos, y descolocó a Augusto Batalla mandando la primer bocha adentro.

Antes de los 10 minutos, Atlético jugaba al ritmo del ídolo y se aprovechaba de un Tigre que llegó a Tucumán con las mismas urgencias que su rival, pero que nada pudo hacer para evitar la derrota.

El segundo tanto llegó sobre el cierre del primer tiempo, y este fue 100% del "Pulga": él mismo fabricó el penal en el borde del área y se hizo cargo del tiro que ayudó a que Atlético liquidara la historia con un 2-0 minutos antes del descanso.

En el complemento la balanza se terminó de inclinar para el dueño de casa, y para el dueño de la fiesta.

Pero antes, el que tomó protagonismo en su partido número 200 fue Cristian Lucchetti. La cosecha del "Laucha" no podía faltar: pasados los cinco minutos, le atajó un penal a Diego Vera que hubiera significado el peligroso descuento para el "Matador".

Todo siguió marchando sobre ruedas y el "Pulguita" decidió coronar su noche con una contra letal, cara a cara con un Batalla que todavía busca la pelota que le picó su ex compañero para sellar el 3-0.

El Monumental estalló con ese gol de Rodríguez. Pero mucho más explotaron los aplausos cuando momentos más tarde, por un dolor en la rodilla, el delantero se fue reemplazado.

La historia ya estaba terminada... Los tres puntos quedaron en 25 de Mayo y Chile para dejar a Atlético puntero como en 2016, cuando esos grandes momentos vividos le permitieron hacer historia ingresando a la Copa Libertadores que hoy el equipo sigue disputando. 

Con esos antecedentes, Atlético tiene hoy más que nunca licencia para seguir soñando.



Comentarios