Tensión y angustia por la desaparición de una niña que fue hallada con una desconocida

"Temí lo peor", dijo el padre de Morena. Los vecinos intentaron linchar a la mujer con la que la menor de edad fue encontrada.

14 Sep 2018

Una familia del barrio Juan Pablo I, al sur de la capital, vivió momentos de tensión y angustia por la desaparición de una pequeña de dos años. El hecho ocurrió anoche y al menos durante cuatro horas no se supo de Morena, hasta que fue hallada con una mujer en el ingreso al barrio Lola Mora.

De acuerdo a lo que denunciaron los padres en la comisaría cuarta, en la tarde del jueves, la menor de edad se encontraba jugando en la vereda de su casa cuando una persona se la llevó. La gente de la zona aseguraba que había sido subida a un auto rojo que rápidamente huyó de lugar.

A partir de ahí comenzó una búsqueda en la que participó la Policía, la familia de la nena y los vecinos. Fueron momentos de desesperación para hallar a la pequeña que en ese momento vestía un pantalón verde y campera y zapatillas rosas. Con esos datos comenzó la investigación para saber sobre su paradero.

La foto de la niña que se viralizó en las redes sociales.

"No se puede explicar la desesperación que sentí en ese momento. Se me pasaron 10.000 cosas horribles por la cabeza; nunca pensé vivir algo así. Fueron cuatro horas de eterno terror que no sabía qué hacer", sostuvo Carlos Gramajo, padre de Morena, en declaraciones a LA GACETA.

El rastrillaje se hizo extenso. Pasaban los minutos y no se sabía nada de la niña. Mientras tanto, la información de la desaparición se viralizó a través de las redes sociales y Whatsapp. En una hora, en todos los rincones de la provincia se sabía sobre lo que estaba ocurriendo en el barrio Juan Pablo I.

Alrededor de las 22, Gramajo recibió un llamado en el que le advertían que habían hallado a su hija. "Volví a casa a buscar una linterna, sonó el teléfono y me dijeron que la habían hallado en la entrada del barrio Lola Mora. Tuve desconfianza porque en varias oportunidades decían que la habían encontrado pero eran falsas alarmas", explicó. Sin embargo, no se trataba de un rumor.

De acuerdo a lo que se informó, el oficial principal Carlos Suárez y personal de la Unidad de Operaciones Policiales (UOP) lograron ver a una mujer que caminaba por avenida Pedro Miguel Aráoz e Irineo Leguisamo con una niña con características similares a las de la desaparecida. Al ser interceptada por los efectivos, afirmó ser la madre de la menor de edad, agarrándola fuertemente de la mano, destallaron los uniformados.

Pero en esos momentos llegaron familiares y vecinos de la familia Gramajo y lograron identificar que se trataba de Morena. La mujer de 32 años que estaba con ella no quería soltarla. En el lugar se produjo un revuelo, ya que los allegados a la nena intentaron linchar a la aprehendida, dándole golpes en diferentes partes del cuerpo. Inmediatamente fue subida a un móvil policial y trasladada a la seccional cuarta.

En medio de la lluvia, un padre respiraba aliviado: "me quede tranquilo cuando vi la foto de mi hija con su mamá. Por suerte estaba sana y salva. Me dijeron que la persona que la tenía es del barrio Santa Teresita y que tiene problemas psiquiátricos. Lo único importante para mí en este momento es que Morena está bien”.

"Lo que rescato es la solidaridad de la gente. Los vecinos de mi barrio, 20 de Junio, y del Juan Pablo I se movilizaron. No solamente éramos los familiares los que estábamos en la calle. Todo el mundo contribuyó para que mi hija aparezca y que vuelva a estar con nosotros", concluyó Gramajo.

Comentarios