El arrastre estadístico marcará la economía de 2019

Los resultados de este año condicionarán el desenvolvimiento de la actividad durante el año electoral, advierten los economistas.

12 Sep 2018

El proyecto de Presupuesto Nacional 2019 estará signado por el arrastre estadístico que dejará este año recesivo, de inflación elevada (por encima del $ 40) y de una fuerte devaluación de la moneda nacional (con un dólar que roza los $ 39 por unidad). Y ayer, en las sucesivas reuniones entre funcionarios nacionales y gobernadores, trascendieron las pautas macroeconómicas que marcarán el ritmo de la economía durante el año electoral. La iniciativa, que ingresará el viernes al Congreso, proyecta una inflación del 23%, un dólar cercano a los $ 42 y un 0% de crecimiento del PBI.

“Creo que aprobar un Presupuesto con déficit cero sin contar los intereses de la deuda es una condición necesaria, pero no suficiente para retomar la estabilidad y, a partir de eso, generar las condiciones para un crecimiento más genuino”, indicó a LA GACETA Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). Según el economista cordobés, un factor que hay que tomar en cuenta es si la inflación del 23% proyectada para el año que viene es “punta a punta o si se trata de un promedio que, en esas condiciones, es muy bajo”.

A su criterio, el posible acuerdo entre Nación y las provincias puede cerrarse con un importante aporte del lado de los impuestos. Sin embargo, aclaró: “hay que esperar para ver si se suspende la baja del impuesto al Cheque, si se derogan algunas exenciones o si se tocan o no algunas alícuotas de Bienes Personales en el exterior”.

Argañaraz consideró también que resulta un marco favorable para el país que la Nación y las provincias se pongan de acuerdo en sostener un presupuesto con déficit primario cero. “No hay que perder de vista el arrastre de caída (económica) que queda de este año, pero tampoco la evolución de la cosecha, que puede significar algunos puntos positivos para la actividad. De lo que estoy seguro es que 2019 será un año de muy bajo o nulo crecimiento”, acotó.

Para que sea posible ese escenario de reducción del déficit, el Gobierno tendrá que bajar la emisión monetaria, con menor inyección de pesos al mercado, lo que viene generando cierto proceso inflacionario. “Creo que el dólar de ahora puede llegar a estabilizarse, pero no se quedará en los valores de hoy. Creo que seguirá el ritmo de la inflación”, puntualizó el experto.

Escenario realista

Las pautas macroeconómicas que se difundieron ponen a la luz lo que el economista Federico Muñoz ha calificado como “un escenario bastante realista”. Según el titular de la consultora Muñoz & Asociados, las proyecciones para este año marcan un tipo de cambio de $ 41 por cada divisa estadounidense hasta fines de año, con una inflación cercana al 42% y una caída que estará en el orden del 2% en el Producto Bruto Interno (PBI).

“Aún considerando una recuperación a partir del primer trimestre, el arrastre estadístico lleva a pensar que el crecimiento económico de 2019 sea de cero o levemente con caída”, remarcó el economista en una charla telefónica con nuestro diario.

Muñoz indicó que no hay que perder de vista que el país está en una situación de emergencia, en la que la coyuntura ha sido complicada particularmente por las dificultades que ha encontrado el Gobierno nacional para acceder al financiamiento voluntario. “Es obvio que hay que extremar los recursos y los esfuerzos para reducir el déficit fiscal. Y hablamos del resultado primario porque en el financiero pesará la carga de los intereses de la deuda de tres puntos del PBI”, advirtió.

“Me parece que los gobernadores entienden esta situación y acompañarán el esfuerzo del gobierno federal, tomando en cuenta que la mayoría de ellos hoy tiene una situación con cierto desahogo”, finalizó el economista.

En Esta Nota

Crisis económica
Comentarios