Atlético y un dilema llamado "las dos tablas"

El "Decano" sigue dando pelea para salir de la zona baja de los promedios pero si le gana a Tigre el viernes será puntero en soledad de la Superliga. Algo prácticamente inédito con el campeonato ya entrado en fechas.

12 Sep 2018
1

POR LA PUNTA. Atlético está a un triunfo de subirse a lo más alto de la tabla. LA GACETA/FOTO DE DIEGO ARÁOZ

Solo dos equipos tiene arriba Atlético en la tabla de posiciones de la Superliga. Dos de los 25 equipos con los que comparte la categoría. Si el viernes le gana a Tigre llegará al techo de nuestro fútbol en soledad, cumplidas cinco fechas (al menos para Atlético) o un 20% del torneo, algo que no sucede desde hace dos años.

En realidad, en general, es muy inusual ver un equipo que no sea de los cinco grandes o de Buenos Aires liderar el torneo local. Quizás por eso se sintió tan bien la campaña que realizó Godoy Cruz, de Mendoza, la temporada pasada. Un subcampeonato dignísimo, rendido ante un superpoderoso Boca.

En 2016, durante la campaña que le valió su primera clasificación a la Copa Libertadores, el equipo de Juan Manuel Azconzábal llegó a estar puntero en varias ocasiones. No solo nos referimos a un triunfo en la primera fecha (un escenario más probable para todos), sino entrada la competencia.

En abril de aquel año, con un agónico gol de Rodrigo Aliendro, Atlético llegó a la cima de su zona (ese torneo estuvo dividido en dos grupos) más no a la de Primera en su totalidad: Godoy Cruz, en la otra zona, tenía un punto más (20 ante 19). Eso sí: iban nueve fechas, más de la mitad de un torneo de transición.

Hasta aquí no parece haber problemas pero así como el equipo solo tiene a Racing y Central arriba suyo, en la tabla de los promedios tiene a 18 equipos. Traducción: tiene problemas con el descenso. Algo que ya sabe pero con la posibilidad de ser puntero, la perspectiva es otra. ¿Para qué está Atlético? ¿Para “zafar” o para animarse de una vez por todas a pelear un torneo?

“Mi sueño es ganar una liga con Atlético”, confesó Cristian Lucchetti en la previa de la final de la Copa Argentina del año pasado. Nadie podrá decirle loco ya que en 2009 llevó a Banfield justamente a esa consagración.

¿Será el partido del viernes una justa medida para eso? Para muchos se trata de un duelo clave justamente por la otra tabla. Tigre es uno de los candidatos a descender y una derrota lo hundiría aún más.

“Somos un equipo que vamos partido a partido. Nos cuesta todo, pero tenemos un corazón y un grupo bárbaro así que le damos para adelante”, dice Ricardo Zielinski, resumiendo el panorama: a Atlético le costará asegurar la permanencia así que imagínese si no le costará pelear el torneo. Pero irá para adelante. Como lo viene haciendo hace rato.


Comentarios