Se cree que el ladrón de la estatua del parque 9 de Julio recibió colaboración

Aún no se sabe dónde la escondieron. Según las imágenes, la camioneta utilitaria hizo cambio de luces a un vehículo estacionado en la Dirección de Espacios Verdes.

06 Sep 2018

La posible vinculación de empleados municipales en el robo de la estatua “Meditación” del parque 9 de Julio es la nueva pista que investiga la fiscala Adriana Giannoni luego de haber encontrado algunas irregularidades.

La pieza, supuestamente, fue sustraída del parque 9 de Julio el viernes 3 de agosto; o, por lo menos, ese fue el día en que los responsables de la Dirección de Espacios Verdes descubrieron que la habían llevado de su lugar. Los funcionarios, según explicaron, realizaron cinco días después la denuncia en la seccional 11ª. De acuerdo a su versión, intentaron hacerla el mismo día, pero no lo pudieron hacer porque en la comisaría no había luz; lo mismo ocurrió al día siguiente. El domingo no hicieron la gestión, el lunes se presentaron, pero no la concretaron porque no se encontraba el comisario. Finalmente la hicieron el martes 7.

Giannoni pidió que se solicitaran las imágenes que podrían haber registrado las cámaras de seguridad que funcionan en el paseo público. El material fue analizado por el Equipo Científico Fiscal durante al menos dos semanas. Luego le presentaron un informe con tres puntos clave:

- La obra fue robada el miércoles 1 de agosto, es decir, dos días antes de que los empleados de Espacios Verdes descubrieran su robo.

- La pieza fue trasladada en una camioneta utilitaria de color clara (se presume que es blanca), aunque en las imágenes registradas no se le puede observar el dominio.

- La camioneta que trasladaba “La Meditación”, al pasar por el frente de Espacios Verdes, hizo un cambio de luces que fue respondido por un vehículo que se encontraba estacionado en ese lugar. Hasta el momento no se pudo determinar si se trata de una camioneta de la repartición o si es de la guardia municipal que cuida los espacios públicos.

PISTA. El lugar donde estaba la estatua siempre estuvo bien iluminado. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ

Con estos datos, la Justicia ahora trata de determinar si la pieza fue llevada a otra provincia. Como en un principio fue trasladada en un vehículo, ahora se investiga si hay registros en las cámaras de seguridad de los puestos de peaje.

Silencio

LA GACETA intentó infructuosamente comunicarse con los funcionarios de la Municipalidad capitalina, a propósito de la investigación de la Justicia. Armando Cabello Galindo, director de Espacios verdes, pidió que se lo llamara cinco minutos después porque estaba dirigiendo una obra, pero después no respondió.

“No estoy al tanto de esa información, pero comuníquese a la tarde”, respondió Carlos Arnedo, secretario de Servicios Públicos, quien tampoco volvió a responder los llamados de LA GACETA.

“Meditación” estaba emplazaba sobre la avenida Ramón Paz Posse. Pertenece a un conjunto de réplicas colocadas sobre esa arteria hace casi un siglo. Fue traída de Europa por Juan B. Terán en 1926 y emplazada en el parque entre 1927 y 1928. El entonces rector de la Universidad Nacional de Tucumán había viajado para comprar copias de estatuas clásicas. En la “Fonderie d’Art du Val d’Osne”, en París, compró las réplicas de hierro fundido y en mármol.

Denuncias por Whatsapp

LA GACETA cuenta con un canal de comunicación directo para que los lectores puedan difundir los hechos de inseguridad de los que fueron víctimas y que fueron denunciados. Los datos (que también pueden estar acompañados por imágenes y por videos) deben ser enviados a través de WhatsApp al número de teléfono 381-6311910.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios