Braian Reinoso participará en la Fórmula Renault 2.0 y en el TC 2000 en Córdoba

Vivirá el fin de semana un hecho inusual: correrá en dos categorías nacionales.

06 Sep 2018
1

ESPEJO. Braian es uno de los pilotos pisteros tucumanos con mayor actividad en lo que va del año; ya corrió en tres categorías. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARAOZ.

Viene haciendo méritos, con trabajo y constancia. Y los resultados están apareciendo. Pero, además, el fin de semana le hará un aporte histórico al automovilismo de Tucumán: después de casi un cuarto de siglo, habrá un piloto provincial que corra, durante un mismo fin de semana, dos carreras de categorías nacionales de pista. El protagonista de esta historia es Braian Reinoso, que se alista para participar en las fechas 8 de la Fórmula Renault 2.0 y del TC 2000 (en el que viene de hacer podio) en el autódromo “Oscar Cabalén” de Córdoba. En 1994, Roberto Sánchez vivió una exigencia similar, cuando corrió en las clases 2 y 3 del TN.

- ¿Qué significa esto para vos?

- Es fuerte, pero intento darle la relevancia justa. Es una situación que me pone feliz, porque con ella se ve la pasión que uno tiene en esto, tratando de lograr cosas grandes y llegando lejos.

El fin de semana correrá con el mismo buzo las dos carreras. Pero tendrá que encontrar la manera de cambiar el “chip” de una categoría a la otra en poco tiempo: una es de tracción delantera, y la otra es trasera. Cambian las referencias de frenaje, los puntos de aceleración, las potencias. Lo ayudará el circuito, al que conoce. Cabeza fría, eso es lo que necesitará.

- El modo de hacer automovilismo, ¿es idea propia o seguís un plan trazado por el equipo?

- Es algo común en todos los pilotos que comienzan en una categoría. Están los que tienen el don de empezar y andar adelante. A mí me costó. Tuve mucha ayuda, hay gente como Damián Fineschi que me transmite mucho. Él es uno de mis mayores referentes, hoy. Por él, siento que estoy mejor que antes. Es un honor tenerlo cerca.

Cuando debutó en Las Termas en un monoposto, hace algunos años, volcó. Pero eso no lo hizo bajar los brazos. “Le puede pasar a cualquiera”, asegura.

- ¿En qué cosas sentís que te destacás como piloto?

- No soy paciente, no sé si seré veloz, pero nada frena mis ganas de ir a buscar un resultado bueno. Desde que empecé a correr, nunca dejé de ir por lo mejor. A veces me ganó la ansiedad y cometí errores. Fui aprendiendo a mejorar eso. Sé de mis limitaciones y parto de esa premisa para hacer cada cosa.

- ¿Qué cosas dejaste en tu vida por el automovilismo?

- El fútbol. Lo dejé cuando empecé con el karting, por falta de tiempo. Aún lo juego, pero informalmente. Además voy a la cancha a ver a San Martín; a los colores los llevo en mi corazón y también en mi auto del TC2000. Otra cosa que dejé fue el estudio.

- ¿Te duele haberlo dejado?

- Ufff, es una pregunta difícil de contestar. El último año del secundario me costó mucho, incluso me quedaron pendientes dos materias. De todos modos, nunca olvido que debo terminar algún los estudios.

- No hay estudio, pero sí trabajo, además de correr...

- Mis padres me entendieron cuando les dije que dejaba de estudiar. Y con mi papá, Eduardo, estoy trabajando en la empresa; él es mi guía. Me estoy metiendo de a poco, estoy aprendiendo. Cumplo horario, me exigen que así lo haga y yo también me exijo. Además, comparto lo más que puedo.

- ¿En qué momento de tu carrera deportiva pensás que estás?

- Diría que comenzando. Me falta mucho y quiero llegar lejos. Pero las cosas que me voy proponiendo las voy logrando de a poco.

Comentarios