Denuncian por corrupción al posible reemplazante de Lula

Acusan a Haddad de lavado de dinero y formación de una banda criminal.

05 Sep 2018
1

TRAS VISITAR A LULA EN LA CÁRCEL. Haddad y su esposa, Ana Estela. Reuters

SAN PABLO.- La Fiscalía de San Pablo denunció ayer por corrupción a Fernando Haddad, candidato a la vicepresidencia por el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) y presumiblemente próximo candidato a presidente una vez que el partido oficialice la salida del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva de su fórmula.

Esto último, debido a las objeciones que realizó el Tribunal Electoral en contra de la postulación del ex jefe de Estado por estar vinculado a casos de corrupción, lo que le impiden presentarse como candidato a las presidenciales.

La denuncia de la fiscalía contra Haddad, realizada en período electoral, refiere a las figuras de corrupción pasiva, lavado de dinero y formación de banda criminal.

Supuestamente, el PT habría pedido 2,6 millones de reales (aproximadamente U$S 625.000) a la constructora UTC para pagar deudas de campaña cuando Haddad era alcalde de la ciudad de San Pablo.

Deudas por afiches

Según la fiscalía, el dinero de UTC fue usado en 2013 por el PT para pagar deudas con una imprenta que había realizado los afiches de Haddad en su campaña para la alcaldía el año anterior. Así, el probable candidato presidencial del PT se habría visto beneficiado “indirectamente” del pago y de la disimulación del mismo, de acuerdo a la investigación.

La investigación comenzó a partir de un testimonio de Ricardo Pessoa, ex presidente de la UTC, que se presentó ante la Justicia en carácter de arrepentido.

En una nota que publicó el diario “O Globo”, la defensa de Haddad manifestó: “Sorprende que, en período electoral, una narrativa del empresario Pessoa, de UTC, sin pruebas, fundamente tres acciones de la Fiscalía de San Pablo”. “El empresario ya tuvo delaciones rechazadas en casi una docena de casos y cuenta sus historias de acuerdo a sus intereses”, agregó.

Oficialización

Haddad, de 55 años, será casi con seguridad el candidato del PT en las elecciones del 7 de octubre. Hasta ahora, es el vicepresidente en la fórmula de Lula, pero el ex mandatario ya fue impedido por la Justicia de participar en la contienda electoral, y por eso se estima que la oficialización del ex alcalde de San Pablo en su lugar es inminente. (DPA)

Comentarios