Cartas de lectores

31 Ago 2018

- Desabastecimiento

Uno de los peores factores que sufren las economías inquietas como la que atravesamos los argentinos en este momento es el desabastecimiento; esto se produce en las cadenas de ventas que se frenan de manera especulativa por la remarcación de precios. Se puede sentir primordialmente en la canasta básica de alimentos y combustibles debido a que esos sectores son el motor del consumo nacional. Esperemos que los grandes supermercadistas sean compasivos con la ciudadanía y no piensen en sacar provecho de la grave situación que afrontará el Gobierno por estos días, al igual que las petroleras de bandera que operan en Argentina y que ya vienen modificando los precios de la nafta encarareciendo todo lo relacionado a la transportación de materia prima. Serán responsables estos sectores de no alterar el orden social poniendo en falta alimentos, medicamentos y combustibles hasta que los sobresaltos económicos naveguen en aguas mansas y este Gobierno acomode el rumbo que nunca pudo encontrar . Todos los sectores políticos, empresariales, sindicales y sociales debemos bregar por la paz del pueblo argentino con responsabilidad absoluta y permanente, sabiendo de que muchos hoy son aquellos que menos tienen.

Williams Fanlo
[email protected]


- Busquemos solución

A los señores de la Justicia, políticos, funcionarios públicos, gremialistas, llámense de la Nación  o de mi Provincia, o Pueblo en general, es hora de dejar las disputas, de culparnos los unos a los otros, de especular con fines electorales, de ser socios del silencio, de ver que la corrupción reina ante la impunidad, mientras la inflación nos está llevando a la indigencia total por falta de trabajo y todos los días se repite el cierre de las fuentes laborales. Acosados por la mala economía y mientras el hambre golpea a las puertas de miles de hogares, vemos cómo la basura nos está tapando y las aguas servidas nos infectan con bacterias día a día. Un matrimonio jubilado suma sus dos haberes y no llega a la tabla salarial de un mes de sueldo para no ser pobre; los niños no tan sólo necesitan leche y vacunas y si sus padres pagan los impuestos comerán un día sí y dos no y así sucesivamente. Señores, Tucumán, si celebra una fiesta patria en lugar de poner ofrendas florales debería colocar remedios y alimentos no perecederos para ser donados; si se hace una fiesta y se cobra entrada, la recaudación debería ser donada a comedores infantiles, hospitales, hogares de niños y ancianos. Así deberíamos comenzar de buscar soluciones con seriedad y respeto. Nuestra tierra es rica, está llena de materia prima; debemos eliminar la pobreza sin matar a los pobres. La juventud no debe perder la esperanza; en ella depositamos el futuro para que hoy sea mejor que ayer y mañana mejor que hoy. Tucumán necesita urgente la atención social y económica. Hay que decirles chau a los feriados puente; Tucumán tiene un bello intelecto en el que la sabiduría y la inteligencia son la base para crear y fomentar fuentes de trabajo. La Justicia y la Seguridad pueden volver a darle confianza al ciudadano, haciendo respetar las leyes vigentes. Que lo que ha pasado nos sirva de experiencia y ejemplo para que no se repita. La educación debe volver su mirada al campo, a nuestra naturaleza; allí esta del tesoro del ser humano, cuidemos el Medio Ambiente. Señores políticos, basta ya; enseñen a pescar, no regalen el pescado porque el día que se acabe no quisiera estar. A mi querido pueblo le recuerdo que la violencia no nos lleva al mejor lugar; usemos el intelecto, mirar a los coyuyos, cuando la sandía esta por madurar ellos salen de abajo de la tierra, dejan sus camisas y trepan a los árboles para cantarle a la vida con toda su libertad y después vuelven a la tierra, perdiéndose felices, llenos de paz.

Pedro Pablo Castaño
Calle Las Palmeras
Concepción


- Queja por las constantes quejas

Me llamo Martina Terán, tengo 21 años y trabajo en una Fundación de Capacitación Docente. Me encanta trabajar, agradezco todos los días por mi trabajo y pongo mucho empeño para que las cosas salgan bien. No es un trabajo en la administración pública, donde todos se quejan por la atención. Es un trabajo que constantemente está atendiendo personas para que puedan tener un   mejor puntaje. Quedé un poco mal y pensativa en relación al respeto por las personas. ¿Cómo puede ser que nos tratemos así? ¿Cómo puede ser, si desde chica a mí me enseñaron a saludar con un buen día, a pedir por favor y a decir muchas gracias, me solucionen o no un problema? A pedir permiso y perdón. Todas esas cosas no las veo, ni siquiera en gente que me lleva años. Puede ser, y soy consciente de eso, que no todos tuvimos la misma educación, pero no por eso vamos a tener que pedir las cosas de mala manera. Se forman filas eternas; se quejan porque les damos prioridad a gente anciana, discapacitada y a madres embarazadas. Se quejan por el frío y por el calor del lugar; se quejan porque hay poco personal. Se quejan a las 8.30 de la mañana porque no los atendés y porque están haciendo cola desde las 6, cuando uno lo único que intenta es llegar 40 minutos antes para que a las 9 ya esté atendiendo al horario establecido. Se quejan por el precio, se quejan porque tienen que hacer otros trámites y los estás demorando; se quejan cuando te ven que estás a full trabajando y piensan que te demorás por vaga, cuando la verdad es que te levantaste a las 5 de la mañana o te quedaste toda la noche haciendo trámites para que al otro día puedas dedicarse exclusivamente a tu trabajo y a ellos y así poder tener todo listo. Se quejan con el de adelante y con el de atrás, generando una negatividad en toda la institución. Se contagia permanentemente la negatividad; hasta se terminan quejando por el hecho de vivir. No entienden que lo único que se genera es estrés, mal humor y nos altera aún más. No meto a todos en la misma bolsa; sé que hay gente muy amable en este mundo todavía. Pero también sé que hay gente no sólo irrespetuosa sino desubicada.  ¿Cómo pueden ser tan egoístas? ¿Cómo pueden ser tan irrespetuosos que por enojo le tiren una lapicera en la cara a mi compañera? ¿Qué conducta puedo tener si alguien reacciona de esa forma? ¿Qué conducta puedo tener si ellos son los que nos enseñan a comportarnos? Nadie los obliga a venir, no es una obligación el servicio que damos, es una elección de ustedes. Y si nos elige, nos elige con todo lo que tenemos, precio, organización, espacio físico, ubicación y demás. Creo que siempre los atendí de la mejor forma, teniendo días malos y días buenos, pero me voy amargada cada vez que recibo lo contrrario, de poner la mejor voluntad para encontrarte con padres, profesores, policías, abogados y otros. Si son ellos los que nos enseñan a comportarnos, ellos mismos tendrían que aplicar su enseñanza. A nadie le gusta que lo atiendan mal, a nadie le gusta que le pidan mal las cosas, a nadie le gusta que le griten sin  siquiera conocerlos y mucho menos que le falten el respeto. ¿Qué ganas me van a dar a mí de seguir atendiendio? Quizás hasta llegue al punto de que yo termine tratando mal a alguien que no se lo merecía, y por eso generar cada vez más y más enojo, queja y malhumor. Por último, decirles que a donde vayan a hacer un trámite, siempre vayan con la mayor educación posible. Se trata de comenzar el día con el primer buen día al chofer del ómnibus y continuar con el resto de los buen día. Hasta una sonrisa a uno lo hace sentir bien. Trata de ser la diferencia, todo el mundo se lleva las mejores cosas de uno. Si tuviste un problema preguntá amablemente cómo se puede solucionar y tratá de tener paciencia si se demora porque muchas veces no es culpa de quien se tiene que encargar de solucionarlo. No sólo va a ser bueno para todos sino también para vos. Todo tu día, tu vida, depende de cómo te tomás las cosas.

Martina Terán
Ituzaingó 1.255
San Miguel de Tucumán


- Titularización docente

La docencia, junto a una serie de organizaciones y agrupaciones docentes expresaron, en el último tiempo, inquietudes para la concreción de la titularización de docentes. Antes del cierre de las negociaciones salariales entre el gobierno y el Frente Gremial Docente, en marzo de 2018, APEM esperaba “un planteo más claro de ciertos temas antes de acatar el acuerdo firmado”. “Creemos que es un derecho reclamar la posibilidad de titularizar después de ocho años que el docente secundario no lo hace”. “La última ley de titularización del nivel secundario corresponde a 2010 e incluía ciertos criterios que les impedían a los profesores acceder a esa herramienta y a cargos directivos”. ATEP informaba que “las partes acordaron elaborar un proyecto de titularización de docentes de nivel secundario”. El pasado 23 de mayo ingresaba a la Legislatura un proyecto de ley titularización de ATE Docente ¿Motivos de tales inquietudes? Docentes que llevan varios años de interinos y no logran su estabilidad laboral. Un marco normativo que regule la tarea de los profesionales. Esta situación llevó a que el Gobierno anunciara, el 1 de agosto, la presentación de un proyecto para dentro de 15 días. “Incluye un paquete de medidas que tiene que ver con la titularización, grillas, nomencladores y condiciones laborales de la docencia. La idea de tener un proyecto consensuado con el frente gremial”. La titularización, sin ningún tipo de condicionamiento, va a ser el fruto de la movilización docente. El único consenso posible, para los sindicatos docentes, es con la docencia, llamando a una asamblea general para el tratamiento del tema.

Pedro Pablo Verasaluse
[email protected]


Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected],  consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.

Comentarios