Es todavía incierto el destino de Hassan en la UNT

Se terminó la suspensión por 90 días sin goce de haberes y el Rectorado lo ubicó en el Puedes, pero luego dio marcha atrás con la decisión.

31 Ago 2018
2

RECTORADO. El enojo por la reubicación de Hassan se hizo escuchar en una protesta por el salario docente. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO.-

En menos de 24 horas, el docente Eduardo Hassan tuvo un nuevo lugar de trabajo en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y lo perdió. Es que el Rectorado había decidido trasladarlo a que cumpliera funciones en el Programa Universitario de Extensión y Desarrollo Social (Puedes), pero ante el rechazo de los trabajadores de ese organismo, el Rectorado decidió dar marcha atrás. Hasta el momento no se conoce cuál será el destino del profesor de Odontología, acusado e investigado por presuntos malos tratos, misoginia, discriminación y abuso sexual contra al menos una ex alumna.

Del enojo y la crispación, los empleados del Puedes volvieron a la calma pasado el mediodía, cuando se supo que Hassan no ocuparía un lugar en esas oficinas. “Para nosotros fue muy preocupante, porque acá trabajamos mujeres, también hay estudiantes y salimos a la comunidad a hacer tareas. ¿Y si en alguna acción nuestra, este docente acosa o abusa de una nena en las villas? Creemos que una persona con esos antecedentes no puede estar en contacto con la comunidad”, dijo Ana Ferreyra, una de las referentes de los programas contra la violencia de género que lleva adelante el Puedes.

EDUARDO HASSAN. El docente, en una entrevista en LA GACETA.


Con la resolución en mano, Hassan se presentó a las 8 en la Usina de la UNT (ex complejo Sarmiento), y se reunió con el director del organismo para que le asignaran tareas. La resolución del Rectorado indicaba que el docente debía desarrollar programas comunitarios vinculados con su profesión. “En el Puedes no tenemos tareas específicas que le podamos asignar al docente, pero era mi obligación cumplir con la orden del rector. Afortunadamente, y luego del justo descontento de nuestra área, la UNT dio marcha atrás. Nos tranquiliza que nos hayan escuchado”, dijo José Ganim, director de ese organismo dependiente de la Secretaría de Extensión Universitaria.

Además del rechazo de los que podrían haber sido sus compañeros de trabajo, un grupo de estudiantes y docentes hicieron un nuevo ruidazo en la Usina. El repudio generalizado llevó al titular de Extensión, Marcelo Mirkin, a pedir una reunión con las principales autoridades del Rectorado. Luego de ese encuentro, se confirmó la marcha atrás.

“El rector nos dio la orden de modificar la resolución. Aunque era solo una medida preventiva, para evitar que el docente estuviera en contacto con los alumnos hasta que termine su sumario, los reclamos eran atendibles. El docente ya estuvo 90 días suspendido sin goce de haberes y legalmente no puede seguir en esas condiciones. Habíamos intentado que volviera a Odontología, no con funciones docentes, pero las autoridades nos pidieron que no lo hiciéramos para evitar mayores conflictos. Estamos viendo la manera de que continúe suspendido, sin funciones específicas, pero con goce de haberes, hasta que termine el proceso”, finalizó José Hugo Saab, secretario General de la UNT.

Comentarios