Se hacía pasar por gay, se metía en el probador y acosaba a las clientas

Un vendedor de un local comercial aprovechaba para filmar con su celular a mujeres que se probaban ropa. Ocurrió en Morón, Buenos Aires.

30 Ago 2018
1

Milagro, la mujer que denunció el abuso, en diálogo con la prensa. MINUTO UNO

BUENOS AIRES.- Un vendedor de un local de ropa ubicado en la galería comercial de Rivadavia y 9 de Julio, en Morón, provincia de Buenos Aires, fue detenido acusado por una joven de 22 años de abuso deshonesto, aunque a las pocas horas fue liberado. Se trata de un hombre de 48 años que se hacía pasar por gay, destaca Clarín.

Milagros -la víctima- contó que salió el pasado sábado por la tarde a comprar vestimenta junto a su madre. Fueron a la galería ubicada sobre 9 de Julio 181, en el centro de Morón, e ingresó a un negocio que conocían por haber comprado en ocasiones anteriores. “Entré porque realmente me gusta”, dijo la chica en diálogo con el Canal C5N.

“Estuve como 40 minutos probándome ropa. Cuando estaba por irme me insiste que me pruebe un último vestido, y como mi mamá estaba en el probador también accedí. Durante toda la jornada hizo hincapié en que su ropa quedaba mejor sin corpiño, y se ofrecía mucho a entrar a ayudarme, cosa a la que yo me negaba. Pero entró, me bajó el vestido hasta la cintura y tenía el celular filmando por el espejo”, relató la víctima del abuso.

Luego del violento episodio, la chica se reencontró con su mamá y ambas salieron del local; de hecho Milagros se retiró descalza. Pero muy angustiada porque esas imágenes se pudieran difundir regresaron y llamaron a la Policía. La joven luego contó a la prensa que en la comisaría se encontró con otra mujer -menor de edad en ese caso- a la que le había pasado lo mismo.

El consorcio que administra la galería decidió rescindir el contrato con el sujeto y que el local quede vacío de inmediato. Además, se solidarizaron con las mujeres que padecieron los abusos. “Desde siempre me enseñaron que lo que sea, si no das el consentimiento, está mal. Les diría a las chicas que me escuchan que no duden en ningún momento de cómo se sienten. Nunca es una estupidez ni una tontería”, cerró la víctima.

Comentarios