Recibió un disparo en un tiroteo: “murió por la locura que se vive en las calles”

Vecinos y familiares lamentaron el fallecimiento de la mujer que fue herida en la cabeza en la puerta de su casa.

30 Ago 2018
1

“No merecía tener un final así. Era una excelente vecina y una mejor docente que formó a varias generaciones con un cariño muy especial. Es una lástima que se haya despedido de este mundo de esa manera. Murió por la locura que se vive en la calle”. La reflexión es de Manuela de Jiménez, quien se conmovió hasta las lágrimas cuando se enteró del fallecimiento de Amalia Inés Álvarez, la jubilada que el martes recibió un disparo al quedar en medio de un tiroteo.

El miércoles al mediodía, dos motochorros intentaron asaltar a dos mujeres que caminaban por Bulnes al 100. Al parecer, un hombre que conducía un Renault Clio gris observó la escena, detuvo su marcha y realizó disparos para espantar a los asaltantes.

El cabo Marco Antonio Alveroa, que se encontraba de parada en Mate de Luna y Bulnes, también intervino en el hecho. Según consta en el informe oficial, al observar el enfrentamiento, realizó un disparo al aire.

El único aprehendido fue el uniformado, quien se quedó en el lugar del hecho. El supuesto justiciero y los delincuentes huyeron rápidamente del lugar.

Álvarez se encontraba en su vivienda de Bulnes y San Martín cuando se produjo el enfrentamiento. Una bala impactó en su cabeza. Los vecinos observaron que había sido gravemente herida y llamaron a la ambulancia que la trasladó hasta el hospital Padilla. Al poco tiempo de haber ingresado fue operada, pero nada pudieron hacer los profesionales para salvarle la vida.

Ayer, pasado el mediodía, se confirmó su fallecimiento y sus familiares anunciaron que donarían sus órganos. Una vez que se realice la ablación, el cuerpo de la víctima será trasladado hasta la morgue donde le realizarán la autopsia y le extraerán el proyectil para determinar si salió del arma del policía, la única que quedó secuestrada.

Dolor

Álvarez se desempeñó durante varios años como directora de nivel primario del colegio Nueva América, donde se jubiló hace varios años. El establecimiento educativo anunció que hoy no habrá actividades.

“Ella era muy conocida y también muy querida. La verdad es que no podemos creer lo que le pasó. En realidad, en esta provincia se puede esperar cualquier cosa”, explicó Marcos Fernández.

Cristian Cisterna, otro vecino, se mostró sorprendido por cómo se produjo el hecho. “Los tucumanos estamos mal. Sabemos que esta es una zona insegura, pero que se haya detenido una persona y haga tiros porque sí, y que después se sume un uniformado que también dispare, es mucho. En una situación tan caótica como la que estamos viviendo se puede esperar cualquier cosa”, indicó.

“Este caso no puede quedar así. Es una locura que una persona que estaba en su casa haya recibido un disparo en la cabeza. Estamos viviendo situaciones muy complicadas. La sociedad necesita respuestas”, reclamó Fernanda Melchiore.

La causa pasó a manos de la fiscala Adriana Giannoni y la investigación está a cargo de la División Homicidios, al mando de los comisarios Jorge Dip y Diego Bernachi.

Los uniformados tratan de dar con el paradero del conductor que disparó a los delincuentes. También tratan de establecer la identidad de los motochorros que participaron en el enfrentamiento.

Denuncias por Whatsapp LA GACETA cuenta con un  canal de comunicación directo para que los lectores puedan difundir los hechos de inseguridad delos que fueron víctimas y que fueron denunciados. Los datos (que también pueden estar acompañados por imágenes y por videos) deben ser enviados a través de WhatsApp al número de teléfono 381-6311910.

En Esta Nota

Violencia Inseguridad
Comentarios