“Creí que nos mataba”, dijo la mujer que golpeó a un ladrón y fue filmada

Una ex policía de 73 años contó que el desconocido encañonó a su hijo para robarle. Ocurrió el martes a la siesta en Francisco de Aguirre al 1.900. Un testigo grabó con su celular la secuencia.

17 Ago 2018
3

UNA VERSIÓN. Pilar Peralta dijo que estaba junto a su hijo en la vereda cuando aparecieron los ladrones. la gaceta / foto de Antonio Ferroni

“Mi hijo llegó en su auto, subió a la vereda y tocó la bocina. Yo salí a la calle. Nos sentamos a charlar en la vereda. Le comenté que necesitaba comprar unos materiales para la construcción porque estoy arreglando el techo. Él sacó su celular y llamó a un amigo que tiene un corralón”. Pilar Peralta, de 73 años, dice que así empezó la secuencia que instantes después dio un dramático giro, cuya continuidad fue filmada por un vecino y se viralizó por las redes sociales.

Ocurrió cerca de las 14 del martes frente a una casa de avenida Francisco de Aguirre al 1.900, en el barrio 1° de Julio.

“En ese momento aparecieron tres chicos. Uno encañonó a mi hijo y lo amenazó de muerte para que le entregara el teléfono. Mi hijo lo agarró del brazo para intentar desarmarlo y entonces el muchacho disparó. Sentí que eran ellos o nosotros y que nos iban a matar a los dos”, contó.

Peralta es una ex policía que se retiró en 1992 con el rango de sargento. Había ingresado a la fuerza en 1967 y cumplió funciones en la Brigada Femenina. Su hijo, Marcos Morati, también es policía. Trabaja en un destacamento en Lomas de Tafí. “Estuve en muchos destinos y nunca tuve inconvenientes con una detenida; a algunas hasta las veo en la calle y charlamos”, contó la señora.

En esas imágenes, capturadas con un teléfono celular, se observa a Peralta y a otros vecinos cuando agreden al asaltante, que está sentado en el asiento trasero de un auto. Lleva colocados precintos en las manos y tiene cortes y hematomas en el rostro. Recibe una seguidilla de patadas y puñetazos. La mujer lo rasguña y lo toma del cabello. Un hombre les pide que se detengan. “Ya está, señora, o después va a tener problemas”, le advierte.

“Yo digo que mi hijo se jugó la vida. Anoche (por el miércoles) se quedó a dormir y charlamos sobre lo que pasó. Él se lamentaba de no haber entregado el celular. Yo le dije que se arriesgó porque lleva a la Policía en la sangre. Ahora estoy tranquila porque él está bien”, relató.

”No aprendés más”, se escucha en el video que le dice uno de los testigos al muchacho, que responde: “le devuelvo un celular”. La respuesta indigna aún más a los vecinos. “Hijo de puta, casi has matado a mi hijo”, le reclama Peralta. El chico, entonces, recibe una nueva paliza.

“Mi hijo es policía, pero estaba desarmado. El chico no quería soltar el arma y después hizo un segundo disparo mientras sus cómplices escapaban corriendo. Fueron los testigos los que estaban más enojados”, dijo Peralta.

“Por los nervios y la desesperación sufrí una fuerte suba de presión. En ese momento no podía ver nada. Recién me tranquilicé cuando pude ver que mi hijo estaba bien. Tuve mucho miedo por él. No iba a permitir que una basura lo mate”, opinó. “Fueron cinco minutos, pero pudo pasar cualquier cosa”, agregó.

ATAQUE. Entre varios vecinos redujeron y golpearon al adolescente.

Verónica vive en la casa de al lado. “Yo estaba en la cocina cuando escuché el tiro y salí a la calle. Uno de los ladrones que escapaba quiso entrar a mi casa. Al otro lo atraparon los vecinos, que lograron desarmarlo. Hizo dos tiros, podría haber matado a alguien. Casi ocurre un desastre”, contó. César Coronel atiende un polirrubro ubicado a unos 20 metros del lugar del incidente. Fue uno de los primeros en llegar.

“De repente sentimos una explosión. Yo estaba atendiendo a un vendedor en ese momento. Después escuché un grito y entonces salí del local y crucé. El chico no quería largar la pistola. Yo le dije que la soltara para que le dejen de pegar. Entonces la tiró”.

La golpiza fue filmada y difundida por Whatsapp

La protagonista se refirió al video que fue filmado por un testigo. “Cuando después vi las imágenes en lo primero que pensé fue en una tía que hace muchos años fue víctima de un violento robo en su casa y tuvo que enfrentar al ladrón”, afirmó. Además dijo que unos familiares que viven en Rosario vieron el video y la llamaron para preguntarle cómo se encontraba. “Me decían ‘tía, ¿qué pasó?’. Les expliqué lo que ocurrió y me pidieron que me cuidara”.   

Horas antes habría asaltado a una joven

Algunos de los vecinos de la zona explicaron que el ladrón y sus cómplices habían asaltado a otra vecina. “Una chica lo reconoció. Tres horas antes la había atacado cuando bajó del colectivo. Eso nos enojó más”, aseguró un vecino. La gente dice que muchos ladrones operan en ese sector porque “es fácil escapar”. “Algunos son de Villa Muñecas y del Canal Norte. Huyen por el puente de la calle San Miguel”, dijo un vecino.

LA GACETA cuenta con un canal directo para que los lectores puedan difundir los hechos de inseguridad de los que fueron víctimas. Los datos (que también pueden estar acompañados por imágenes y videos) deben ser enviados vía WhatsApp al número 381-6311910.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios