Si José López habla...

15 Ago 2018
1

JOSÉ LÓPEZ. El ex funcionario lleva detenido casi dos años. FOTO TOMADA DE NEXOFIN.COM

Habrían sido citados por el hombre que más poder ostentaba en ese momento. Habrían estado en su casa, alrededor de la mesa. Se habría parado y les habría dicho que se venía uno de los emprendimientos habitacionales más grandes de la provincia, que no quería ningún problema y que se pusieran de acuerdo. “Hay que poner un 5% más de lo que se pida allá”, habría dicho, en referencia a la administración nacional.

La supuesta reunión entre empresarios de la construcción y autoridades del Gobierno habría ocurrido allá por 2006 y habría sido posterior al anuncio de que se construiría en Tucumán el megaemprendimiento Lomas de Tafí. El entonces gobernador, José Alperovich, y el en ese momento poderoso secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, festejaban haber conseguido el proyecto. Habría sido luego de redireccionar fondos de viviendas destinados a otras provincias para que en la nuestra se construyera Lomas.

Ese anuncio habría sido el puntapié inicial para una serie de reuniones que se habrían producido en una cámara empresaria y donde se habrían acordado montos de las obras y quiénes las harían. El club habría sido cerrado y no se habría permitido que ingresaran quienes no podían garantizar que serían parte del sistema sin formular cuestionamientos ni preguntas. En definitiva, si no eran parte del pacto de silencio.

Ese contrato tácito habría incluido que existieran costos promedio similares de cada una de las empresas, hasta un 30% por encima de los de mercado, y ofertas en las licitaciones públicas por montos acordes con esos sobreprecios. Así, se habría garantizado que siempre el mismo grupo se adjudicara las obras, que se tomaran como promedios los precios inflados y que todos los jugadores del equipo salieran con contratos tan jugosos como los de las estrellas del Barcelona.

Nadie, hasta aquí, se atrevió a negar o confirmar las versiones que circulan desde hace una década en torno a Lomas de Tafí, específicamente, y alrededor de otros emprendimientos de envergadura.

Ahora, López podría despejar las dudas respecto de todo ello. Germán Nivello, ex subsecretario del tucumano, puso en esa encrucijada a su antiguo jefe. Nivello, que visitó varias veces Tucumán, declaró en los Tribunales Federales de Comodoro Py que entregó a sus superiores dinero en efectivo que era para la campaña electoral. El ex funcionario kirchnerista dijo que esa acción no le había resultado extraña porque en ese momento hasta López tenía aspiraciones gubernamentales en esta provincia y andaba juntando fondos.

El tucumano de las valijas del convento fue citado a declarar luego de que lo hiciera su subsecretario. La noticia provocó que les corriera una gélida sensación por todo el cuerpo a varios tucumanos. Claudio Bonadio, en paralelo, pidió que se le remitiera a su juzgado la información que existiera sobre Lomas de Tafí. Quiere saber si en ese proyecto se utilizó la metodología que se describe en los “cuadernos de las coimas” y que empresarios y ex funcionarios nacionales ratificaron que existía.

¿Hablará López? ¿Si lo hace, a quién alcanzaría el escándalo? ¿Habrá algún empresario arrepentido que corra en punta para evitar males mayores?

La respuesta que más expectativas genera es la que corresponde a la primera pregunta. En su declaración de la semana pasada, en el marco de la causa en la que se lo investiga por enriquecimiento ilícito, López pareció tirar mensajes para la Justicia y para sus “amigos” de afuera. Sostuvo que el dinero del convento no era suyo, que era de la política y que por ahora no podía hablar por una cuestión de seguridad personal. ¿Espera que sus otrora aliados lo salven de la cárcel? ¿O que la Justicia le ofrezca abandonar las rejas a cambio de información?

De hecho, la citación de Bonadio en esta otra causa le abre la posibilidad de hablar como arrepentido. El problema es que, si lo hace, debe aportar datos que la docena de testigos-informantes no hayan revelado antes. Ahí es donde algunos especulan con que podría relatar cómo fue su paso por Tucumán.

Comentarios