El IDEP daba el puntapié para el estadio único en Tucumán, pero al trámite le sacaron “roja”

El Tribunal de Cuentas planteó la oposición a la contratación de asesores técnicos, y otra repartición encarará la obra.

13 Ago 2018 Por Luis María Ruiz
1

EN SANTIAGO DEL ESTERO. La provincia vecina proyecta un estadio único con fondos nacionales. Ya está la maqueta.

El Instituto de Desarrollo Productivo (IDEP) tenía todo casi listo para dar el puntapié inicial. El organismo se preparaba para contratar un equipo de asesores cuya función sería redactar un informe con los requisitos técnicos la ejecución de un Estadio Único y Multipropósito (EMM) en Tucumán. Antes de que se pudiera comenzar, sin embargo, el Tribunal de Cuentas (TC) le sacó “tarjeta roja” al procedimiento administrativo, que terminó siendo dado de baja.

El ente de contralor, a través del acuerdo 2.950, manifestó la observación con carácter de formal oposición al trámite, luego de argumentar que el IDEP carecía de competencia “en razón de la materia” para encargarse del proyecto.

“(La resolución bajo análisis) tiene por finalidad la realización de una obra que por su naturaleza, excepcionalidad, dimensión e impacto económico-financiero requiere la intervención de los poderes Ejecutivo y Legislativo, e incluso de los ámbitos municipales que correspondan, todo esto en relación a los elementos esenciales como el inmueble y presupuesto (que se destinarán al emprendimiento)”, decidieron las autoridades del TC, Miguel Terraf (presidente), Marcelo Vidal y Sergio Díaz Ricci (vocales), en el control preventivo.

El ministro de Desarrollo Productivo de la Provincia, Juan Luis Fernández, señaló que a raíz del acuerdo del Tribunal de Cuentas la labor de impulsar el anteproyecto del estadio único pasará a manos de otra repartición. “Se está viendo cuál es el área pertinente para realizar esos estudios”, le explicó a LA GACETA el funcionario, cuya cartera tiene al IDEP bajo su órbita.

Anhelo compartido

El anhelo del estadio único en Tucumán suele aparecer cada año en proyectos de legisladores y en programas de gestión de funcionarios provinciales y municipales.

En el caso del trámite administrativo que estaba llevando el IDEP, se apuntaba a la etapa preliminar. Esto iba a permitir luego que se pudiera determinar las ubicaciones posibles, los requerimientos técnicos y la inversión estimada, entre otros puntos clave previos -por ejemplo- a la búsqueda del financiamiento y del terreno.

En diciembre de 2017, sobre la base de un requerimiento de la Secretaría de Estado de Relaciones Internacionales, se dictó el decreto 4.259/3 (SH), a través del cual se autorizó un incremento presupuestario de $155.000 a favor del Instituto de Desarrollo Productivo. Los recursos estaban previstos a “la contratación de consultores técnicos para la elaboración del pliego de bases y condiciones del llamado a licitación pública nacional e internacional, con el fin de ejecutar el proyecto de la construcción de un Estadio Modelo y Multipropósito en Tucumán”, según el instrumento publicado en el Boletín Oficial. Si bien se realizó la transferencia de partidas, los fondos no llegaron a ser aplicados.

El 12 de julio pasado, el IDEP dictó la resolución 092/2018, cuyo objeto era autorizar la contratación “entre el Instituto de Desarrollo Productivo de la Provincia con el dr. Julio César Crivelli; con el dr. Ricardo Jorge López Naon, con el dr. Luis Carmelo Palumbo y con el ing. Juan Alberto Sosa”.

En los considerando del acuerdo 2.950, el Tribunal de Cuentas detalló que “la contratación de los cuatro consultores especialistas” iba a permitir “el estudio de los documentos necesarios” para redactar los pliegos licitatorios. Y, a continuación, el ente de contralor citó el contenido de la resolución del IDEP. “Tucumán siempre se ha caracterizado por sus importantes eventos culturales y deportivos a nivel nacional e internacional, siendo la provincia del Noroeste que menor superficie posee, pero que se encuentra en el centro geográfico, económico y cultural de la región Noroeste”, argumentó el IDEP, según el acuerdo del TC. Y agregó que la realización del Estadio Modelo y Multipropósito, en conjunto con “el desarrollo simultáneo de (un) hotel y centros comerciales y demás infraestructura asociada”, debe cumplir “con las mínimas condiciones de higiene y seguridad propias de los eventos masivos, así como con las expectativas de funcionalidad, confort y calidad que tienen los usuarios, (así como los) artistas nacionales e internacionales, deportistas y/o protagonistas de eventos”.

Los argumentos expuestos no resultaron viables para Terraf, Vidal y Díaz Ricci. “Por obvio que parezca, la oportunidad y conveniencia de una decisión como la que analizamos es de resorte exclusivo y excluyente del Poder Ejecutivo, al exceder las características de un mero trámite administrativo para constituirse en un real y efectivo ejercicio de política de Estado en materia cultural y deportiva”, consignaron las autoridades del TC.

A continuación, señalaron que la decisión del IDEP resultaba “un acto nulo de nulidad absoluta e insanable”. Y sustentaron la medida en el artículo 48 de la Ley de Procedimiento Administrativo (ley 4.537, de 1976), que en el inciso 2 refiere a la “incompetencia en razón de la materia, el territorio y el tiempo”, entre otras causales.

De esta forma, por ahora no hay estimaciones sobre los montos necesarios y los detalles que tendría esta obra. La repartición que reemplace al IDEP, si todo sale bien en lo administrativo, podrá cantar “gol”.

Proyectos

1- Antiguas propuestas

En anteriores conformaciones de la Legislatura se plantearon diversos proyectos para instar al Ejecutivo a la construcción de un estadio en Tucumán. Todos perdieron estado parlamentario.

2- En mesa de entradas

La actual composición de la Cámara también aportó ideas. En 2016, el oficialista Daniel Herrera reeditó la iniciativa de su padre, el fallecido ex legislador Alberto Herrera, para edificar el estadio. “Tucumán ha recibido clubes como River y Boca, y miles de personas quedaron imposibilitadas de disfrutar esos espectáculos ya que la capacidad (actual) es rápidamente colmada”, indicó el dirigente peronista de Leales.

3- Sin mundial en 1978

El legislador radical Luis González también propuso avanzar con una inversión de esa naturaleza. En 2017, al igual que Herrera, propuso el “Estadio del Bicentenario”. “Nuestra provincia no pudo ser subsede del Mundial 78 por falta de interés de los responsables, no sólo del fútbol, sino también de los gobernantes y del sector privado de aquélla época”, dijo el ex intendente de Simoca.

4- En el interior

En 2012, el entonces jefe municipal de Famaillá, Juan Enrique Orellana (hoy legislador) y su hermano, el actual diputado nacional José Orellana, impulsaban la construcción de un estadio mundialista en la “capital de la empanada”, pero los peronistas no obtuvieron los fondos de la administración K. El intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros, y el titular de Turismo, Sebastián Giobellina, son dos dirigentes que en la actualidad buscan que ese proyecto se convierta en realidad. “Como gobernador me gustaría dejarle a Tucumán un estadio”, había dicho Juan Manzur en febrero de 2017.

Comentarios