El presente es de Bestani

Con un Renault Clio, “Maxi” fue 2° en el circuito santiagueño y escaló a la misma posición en el certamen de la Clase 2. Juan Ortega y Lucas Mohamed abandonaron.

06 Ago 2018

Los ojos desorbitados por la alegría. El buzo antiflama mojado y con olor a champaña. En la mano un trofeo al tercer lugar (que luego de la verificación técnica pasó a ser al segundo). Fotos y más fotos. Besos y abrazos. Reportajes en los que contaba una y otra vez sus sensaciones de lo vivido. El 28 de julio, Maximiliano Bestani cumplió 26 años. A su juventud, que manifiesta en varias facetas -el corte de cabello, el modo de vestir, su uso de las redes sociales, su búsqueda de concretar ideales entendiendo que se logran con esfuerzo (como llevar una preparación física estricta)-, le está incorporando un lado deportivo interesante. Sigo siendo aguerrido, pero con el agregado de la paciencia. Un estilo que le genera adeptos carrera a carrera.

BIEN ACOMPAÑADO. “Maxi”, con mamá Mirta y papá Hugo, en el podio termense. prensa apat

“Maxi” es para mucha gente “El Mocho”. Otra vez referencia a su cabello para hallar el origen del apodo. “Mocho viejo nomás” gritó alguien desde la tribuna del autódromo de Las Termas, ayer, mientras el destinatario del aliento turfístico quebraba por fin la resistencia del porteño Nicolás Posco, hasta allí estoico tercero. No fue el único grito de la gente. Todas y cada una de las maniobras que hacía el piloto del Renault Clio, seguidas en vivo o por alguna de las pantallas gigantes ubicados en sitios estratégicos del trazado, eran acompañadas por el típico “oh” de los espectadores. Claro, con los infantables aplausos.

JUNTOS. Juan Ortega en la largada, miembros de su equipo y Bernardo, su papá. foto de darío gallardo

“Fue una cosa de locos. Me costó mucho pasar a Posco. Iba para aquí, iba para allá y nada. Hasta que vi un espacio y fui a ocuparlo.” Bestani cuenta así la maniobra que lo dejó en puesto de podio. Y resopla. Es como si contara que finalmente logró encontrar la llave de la puerta del combativo puntero del campeonato de la Clase 2 del Turismo Nacional. La relación no es fortuita. En verdad, quedó la sensación de que el tucumano dio con la fórmula de ir por “Nico”. Para mayores datos, remitirse al campeonato: ya está 2°, a 18,50 puntos del corredor que maneja un Ford Fiesta Kinetic.

DURÓ POCO. Lucas Mohamed hizo una gran primera vuelta y luego abandonó. foto de marcelo ranea

Todo muy lindo pero, hay un algo que “Maxi” no oculta: todavía no ganó en lo que va del certamen. Sumó podios, buenas actuaciones, pero le está faltando eso que todo piloto busca. “Soy el primero que admite que tengo necesidad de una victoria. Parece estar cerca a veces, en otras no tanto. Por ejemplo, en Las Termas por más buen rendimiento que haya tenido, no había forma de acercarse a Esteban Cistola. El salteño tenía un misil, que antes corrió con éxito Tomás Bergallo. Y lo supo manejar. Ese Clio que conduce ‘nació’ bien, es el auto del momento”, dice con claridad el tucumano.

Si el juvenil debutante salteño fue un tsunami que arrasó con todo en la clase menor (haciendo aburrida la final en aquello de ver pelea por el N°1), hay que decir que el chaqueño Andrés Gómez Luna, que lo escoltó en pista, apenas si ofició de telonero. Después, cuando los comisarios deportivos hicieron su tarea, encontraron que la relación de compresión del motor de su Ford no estaba en regla. Se quedó afuera y ello posibilitó que Bestani y Posco avancen un puesto.

AL FRENTE. El Clio de Esteban Cistola lidera el pelotón; el salteño fue imparable. prensa apat

¿Juan Ortega? ¿Lucas Mohamed? Una porción de la explicación de por qué la gente se “prendió” con lo hecho por Bestani es que muy pronto, apenas en el transcurso de la segunda vuelta, los otros dos tucumanos se quedaron afuera. El del Peugeot 208 por rotura de motor cuando estaba 8°; el del VW Gol Trend por presunta rotura de caja de cambios, cuando había avanzado al puesto 16 luego de salir 23°.

De vuelta a Bestani. Quedan por delante cinco fechas en el certamen. En la próxima prevista en La Pampa, su coche llevará 30 kilos de lastre. ¿Cuál coche? “Voy a seguir con el Clio, al menos hasta saber cómo le caen los kilos de más. Además, recuperó su potencial y yo me siento muy cómodo en él”, sugiere el protagonista tucumano del domingo. Como están las cosas, una decisión más que inteligente.

En Esta Nota

Turismo Nacional
Comentarios