Reclamo de vecinos por los robos y por los “transas” en San Pablo

02 Ago 2018

Algunos de los vecinos que asistieron al velorio de Priscila, se quejaron por la inseguridad en la zona, la falta de policías y por la presencia de vendedores de drogas en San Pablo.

“Esto es grave, pero la verdad es que se nota que hay droga en el pueblo. Las calles están descontroladas y la Policía no hace nada. Hay todo tipo de robos y no hay ningún control. A muchos vecinos los asaltaron en la calle. No se puede vivir así”, se quejó Miguel Iramain.

“Vienen de otros lugares y convierten a San Pablo en tierra de nadie. A muchos vecinos los asaltaron mientras esperaban el colectivo. Lo que falta es prevención. Hace dos años la inseguridad comenzó a ser notoria”, comentó María.

“A mí me asaltaron dos veces: una en septiembre y otra en noviembre del año pasado. La primera vez, fue cuando salía de cargar la tarjeta para viajar en colectivo. En el camino me encañonaron desde atrás. Fue terrible; el ladrón me amenazaba, me decía ‘quedate callada porque vas a cobrar’ y ‘quedate quieta o te voy a matar’. Yo temblaba, me quitó todo”, recordó Viviana.

La joven explicó que la segunda vez, caminaba rumbo a su casa cuando fue interceptada por dos motoarrebatadores que utilizando un cuchillo le quitaron la cartera. “Las mujeres somos el blanco de tanta inseguridad, por eso tenemos tanto miedo”, señaló.

VÍCTIMA. Viviana contó que sufrió dos asaltos en pocos meses.

“Este fin de semana asaltaron a un comerciante de barrio El Portal y a una familia del barrio San Miguel. Roban a cualquier hora. Son de afuera. Nos obligan a vivir con miedo. Antes era diferente, caminabas tranquila por la calle hasta de madrugada”, contó Verónica Reynoso, quien coincidió que en la comisaría local no les dan respuestas a los vecinos.

Drogas y asaltos

“La Policía nos responde que en la comisaría no tienen recursos. Te dicen que son apenas tres y que si saben a ver un hecho, tienen que dejar cerrada la comisaría. Es una situación que nos obliga a sospechar de todos”, agregó Reynoso.

“Vienen de todos lados a vender droga a San Pablo. Vemos que llega gente que nosotros no conocemos. Sabemos que traen drogas. Esto pasa porque la Policía nunca está. Lo que esperamos es que con este terrible hecho se tomen las medidas que corresponden”, opinó Alberto.

“La Policía es poca y no tienen recursos. No dan respuestas. Ahora tenemos miedo de todo. No podemos salir tranquilos. No sé cómo moverme para estar más segura. La droga llegó a todos los barrios de San Pablo”, señaló Gabriela Chaparro.

En Esta Nota

San Pablo
Comentarios