Firme rechazo de intendentes a la suba del boleto en ómnibus

Alfaro, Noguera, Monteros y Nájar consideran que los usuarios no podrían tolerar un segundo aumento en este año. Los concejales de la capital evalúan un nuevo pedido de incremento de los empresarios.

21 Jul 2018
1

ESCALONADO. Aetat quiere llevar el boleto a $ 16 y luego aplicar subas mensuales hasta llegar a unos $ 21. la gaceta / foto de florencia zurita (archivo)

Aunque el pedido de aumento del boleto de colectivos ingresó en el Concejo de la Capital, los intendentes del Gran San Miguel de Tucumán ya adelantaron su rechazo a que se incremente la tarifa del transporte público.

Si bien los 18 concejales de San Miguel de Tucumán definen el valor del viaje en las 14 líneas urbanas, una vez que conceden una suba el Poder Ejecutivo fija el aumento para los servicios interurbanos tomando ese porcentaje. Los jefes vecinales de las ciudades metropolitanas cuestionaron el pedido de aumento porque, saben, si en la capital se otorga un ajuste tarifario luego impactará en las líneas interurbanas.

Los empresarios del transporte habían pedido hace un mes que la tarifa pase de los $ 12,50 actuales hasta $ 21,22. Como reconocieron que la situación social es delicada, pidieron que se fije un boleto a $ 16 y que suba escalonadamente hasta al menos $ 20. “Es un momento de esfuerzo y sacrificio de cada parte. El aumento del boleto se hizo en febrero o en marzo. No creo conveniente que en tres o cuatro meses se vuelva a aumentar la tarifa cuando todavía no tenemos el aumento de los salarios de los empleados”, había rechazado el intendente de la capital Germán Alfaro (Cambiemos).

El expediente con el pedido de ajuste tarifario aún no se debatió en la comisión de Tránsito y Transporte. “Solicitamos informes y remitimos el expediente con el estudio de costos a la Municipalidad, para que nos envíe su opinión desde el área de tránsito del municipio. Es parte de la operatoria ante cada pedido de suba”, explicó el concejal peronista Dante Loza, presidente de la comisión de Transporte. Y agregó: “es un momento difícil, donde la inflación galopante no para. El ajuste no puede pasar siempre a costa de la gente. Esperamos una reunión con todos los concejales para unificar una postura y esperamos poder tener una charla en igual sentido con el intendente. Sobre todo en un contexto en el que el Gobierno nacional quiere que las provincias se hagan cargo de los subsidios; y es inviable. El problema del país es que no hay previsibilidad”, cuestionó el alperovichista.

Tafí Viejo

El intendente de Tafí Viejo, Javier Noguera, se opuso a las subas. “Los aumentos se trasladan de manera irracional e inmediatamente al transporte interurbano, en este caso, a nosotros los taficeños. Estamos totalmente en contra de que siga aumentando el precio del boleto en estos servicios cuando acaban de aumentar la tarifa y la Provincia sí les está dando un subsidio. Es decir, que la Provincia salió a bancar la actividad, que entendemos que está pasando por un momento complicado pero no es razonable (que se conceda otro incremento)”, cruzó el peronista, quien consideró que el servicio de las empresas es malo en la ciudad que gobierna.

Banda del Río Salí

El intendente de Banda del Río Salí también rechazó una potencial suba: “desde el punto de vista social y económico, no es momento ni siquiera para tirarlo en la mesa al tema del aumento. La situación económica por la que pasan los usuarios es conocida: con mucho sacrificio llegan a pagar sus pasajes para ir a trabajar o para hacer trámites en la capital. La crisis no puede caer en el bolsillo de la gente”, consideró Darío Monteros.

Monteros insistió en que no debería hablarse de una suba hasta hasta que la situación económica se estabilice. “Hay que posponerlo, tratarlo mas adelante. Siempre se pide esfuerzo y sacrificio a los argentinos, así que bueno, que lo hagan los empresarios también. No me aparto de que a los dueños de las firmas los vaivenes económicos seguramente los afectan, pero no podemos seguir cargando el costo sobre el usuario. Las familias llegan a fin de mes haciendo malabares”, aseveró el manzurista.

Las Talitas

Carlos Nájar, intendente de Las Talitas, se sumó al lote que rechaza que haya dos incrementos en el boleto de colectivos en el año (la anterior suba se concedió en febrero). “Si aumentan la tarifa y ellos mismos reconocen que tienen menos usuarios lo terminarán haciendo inviable”, definió. El peronista fue crítico también de la falta de participación de los municipios en el transporte público interurbano. “Es necesario que los municipios tengan injerencia en el control y en las medidas sobre los colectivos y líneas interurbanas. Porque hasta acá las tarifas y los recorridos pasan por la Dirección de Transporte de la Provincia. Si nosotros queremos cambiar un recorrido debe aprobarse un expediente en el Concejo, girar un decreto del Municipio y todo va a la Provincia, que puede decidir si realiza o no el cambio del recorrido pedido”, reclamó.

El talitense protestó por la mala frecuencia de las líneas en los horarios pico. “También nos hacemos cargo de cosas que no son obligación municipal, porque por ejemplo en seguridad el municipio paga con sus fondos servicios adicionales a policías provinciales para que haya un oficial por unidad, cuando no es nuestro deber garantizar la seguridad en los colectivos”, ejemplificó.

Comentarios