Australia reclama el despido de un obispo

Wilson fue condenado por encubrir abusos.

20 Jul 2018

CANBERRA, Australia.- El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, pidió al Papa Francisco que destituya al arzobispo de la metrópoli de Adelaida, Philip Wilson, condenado a principios de mes a 12 meses de prisión por haber encubierto acusaciones de abuso sexual presentadas contra un sacerdote.

Wilson, de 67 años, se niega a dimitir. Al respecto, Turnbull afirmó: “Debería haber renunciado por iniciativa propia. Ya es hora de que el Papa lo despida”.

Wilson fue declarado culpable de haber encubierto el abuso sexual a dos monaguillos por parte de un sacerdote en la década de los 70. El arzobispo, que actualmente se encuentra en libertad bajo fianza, interpuso un recurso de apelación contra su condena. No se descarta que la pena de cárcel dictada contra Wilson, quien padece de Alzheimer, sea conmutada por la de arresto domiciliario.

La Iglesia católica australiana es, desde hace ya varios años, blanco de críticas por casos de abuso sexual a niños. Según un informe de una comisión de investigación oficial, decenas de miles de niños fueron sometidos a vejaciones entre 1960 y 2015 en instituciones religiosas, entre otras. La Iglesia católica australiana se ha declarado dispuesta a participar en la entrega de ayuda financiera a las víctimas. (DPA)

Comentarios