“Mi hermano no quiso robar; le dispararon a sangre fría”

La versión de los familiares del joven fallecido. Darío Exequiel Santana recibió un tiro en el pecho en la tarde del domingo. Su hermana Verónica dice que lo mató un comerciante, que está detenido, tras una discusión.

19 Jul 2018 Por Francisco Fernández
1

EN TRIBUNALES. Verónica Santana se presentó en la sede penal para desmentir el relato del feriante detenido. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso

Dos versiones opuestas se cuentan en torno a la muerte de Darío Exequiel Santana. En la tarde del domingo pasado, el changarín de 31 años recibió un tiro en el pecho. Por ese hecho está detenido Juan José Martorell, un feriante de 27 años que se entregó al día siguiente en los Tribunales. “Mi hermano no quiso robarle, eso es mentira; tampoco lo persiguió; le disparó a sangre fría y desde muy cerca”, afirma Verónica Santana.

Los hermanos de Martorell aseguraron a LA GACETA que el comerciante se trató de defender cuando Santana intentó robarle. Pero los parientes del joven fallecido sostienen que en realidad no hubo ningún intento de robo y que Martorell lo ejecutó a sangre fría, después de una discusión.

El hecho se registró alrededor de las 19 en la esquina de avenida Juan B. Justo y Wilde, en la zona conocida como “Alto la Pólvora”, en Villa 9 de Julio. Santana cayó a pocos metros del Cementerio del Norte. Sus familiares lo llevaron hasta el hospital Avellaneda, donde ingresó sin vida.

“Mi hermano bajó de un colectivo de la línea 103. Regresaba de comprar dos bolsas de limones en barrio El Sol porque se dedicaba a vender puerta a puerta entre los vecinos. En ese momento, Martorell lo interceptó, le quitó las bolsas y las guardó en su camioneta”, dice Santana.

Según la mujer, su hermano le reclamó al comerciante para que le pagara o le devolviera la mercadería. De acuerdo a esa versión, Martorell le dijo que se fuera. “Darío se molestó por esa actitud. En ese momento llevaba su mochila y se la arrojó a esta persona, que le pegó un tiro”, señala.

Santana quedó tirado boca abajo, en medio de un charco de sangre. Mientras, Martorell subió a su camioneta Chevrolet S-10 gris y se dirigió a su domicilio. Allí descargó las bolsas, se cambió el calzado y se retiró. Antes del mediodía del lunes se presentó ante la Justicia.

“Una vecina me avisó que habían baleado a mi hermano. En un auto lo llevamos al hospital. Los médicos intentaron reanimarlo pero ya no había nada que hacer, estaba muerto”, cuenta Santana.

Otro relato

La versión de la familia de Martorell es otra. Su hermano Miguel dice que llegó a su casa después de pasar la tarde en la feria de El Colmenar. Descendió de la camioneta y abrió los dos candados y la puerta con rejas de su negocio de Juan B. Justo al 2.200. Luego ingresó a la propiedad para abrir el portón para guardar su vehículo.

“En ese momento vio a Santana que trataba de sacarle una caja con CDs de la camioneta. Lo persiguió y se agarraron en la esquina. El mismo tipo ya lo había asaltado tres veces antes. Forcejearon y salió el tiro”, contó a este medio horas antes de que su hermano se entregara. Por el momento no fue encontrada el arma homicida y no está claro si era empuñada por el comerciante o por el presunto asaltante. Según los familiares de Martorell, fue levantada de la escena por allegados a Santana. Estos, en cambio, afirman que el arma era del comerciante.

Los protagonistas no tenían una buena relación. En ese punto concuerdan ambas familias. Los Martorell dicen que era porque Santana ya había asaltado en tres oportunidades al comerciante. Pero los familiares del joven ultimado cuentan que el feriante era una persona violenta.

“Martorell ya lo había agarrado antes a mi hermano. Lo corría y le hacía tiros al aire. Vamos a presentar todas las pruebas para demostrar que su versión es falsa. Darío nunca tuvo armas, tampoco se metía con nadie. Los testigos van a decir la verdad”, concluyó la hermana de Santana.

Los otros casos

1. El 6 de marzo hallaron el cuerpo de Zoylo Gerez en un descampado de Los Pereyra. Habría sido atacado por familiares de una víctima por el homicidio en el que estuvo involucrado. No hubo detenciones.

2. El 7 de marzo, Andrés Ledesma, de 18 años, fue ultimado de un balazo en Villa 9 de Julio. El joven habría robado una cartera y fue perseguido por personas que le dispararon cuando lo alcanzaron.

3. Juan Manuel Gómez. que esperaba ser enjuiciado por un doble homicidio, fue asesinado a balazos en El Colmenar el 9 de marzo. Los pesquisas creen que se trató de una venganza por el hecho que cometió.

4. Isaías Suárez, de 16 años, fue asesinado en San Cayetano el 5 de junio. El comerciante Carlos Ledema quedó detenido por su muerte. Se cree que lo habría matado porque podría haberle robado.

5. El domingo, Juan José Martorell hirió mortalmente a Darío Santana. El comerciante dijo que lo hizo porque descubrió a Santana robando mercadería. Los de este desmienten la versión.

6. Un grupo de jóvenes le intentó robar la moto al sargento Jorge Cardozo. El efectivo se identificó y se produjo un tiroteo donde Leandro Albornoz recibió un disparo mortal. El proyectil habría salido del arma de un cómplice.

La investigación

Los pesquisas siguen buscando pruebas para tratar de esclarecer el polémico hecho

El fiscal Washington Navarro Dávila sigue adelante con la investigación del caso. Personal de la división Delitos contra la Propiedad trata de reunir más testimonios para establecer qué sucedió el domingo. También solicitó que traten de encontrar el arma de la que salió el proyectil que acabó con la vida de Darío Exequiel Santana. Mientras tanto, Juan José Martorell, acusado del homicidio, permanecerá detenido varios días más. El fiscal espera los resultados de las pericias que se le realizaron al imputado y al fallecido. Por otra parte, en las próximas horas la familia de la víctima podría asumir el rol de querellante en la causa y a partir de allí aportar pruebas para confirmar su versión.

Comentarios