"Pepe" Mujica apoyó la campaña por el aborto y pidió que los hombres "se callen la boca"

Pañuelo verde en mano, el ex presidente de Uruguay expresó su solidaridad con las mujeres argentinas que luchan por el aborto legal, seguro y gratuito.

18 Jul 2018
1

ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, se solidarizó con las mujeres argentinas que luchan por el aborto legal, seguro y gratuito. El ex mandatario que legalizó la interrupción voluntaria en su país, con la que se redujo a cero las muertes por abortos clandestinos, remarcó que la sociedad es “cínica” porque todos saben de la existencia en la clandestinidad de la práctica y le pidió a los hombres que “se callen la boca”.
“Mujeres pobres, aisladas y en soledad tienen que hacer frente a situaciones que no tienen salida y tienen un doble castigo, un castigo de clase y otro por ser mujeres”, dijo Mujica con el pañuelo verde de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en las manos.
El ex presidente de Uruguay se solidarizó con la lucha del pueblo y las mujeres argentinas y pidió que los hombres “se callen la boca”. “A ninguna mujer que tiene que pasar por el trance de tener que abortar le gusta”, dijo y agregó: “La manera que existe de evitarlo es ayudar y no dejar sola a la mujer cuando ha tomado esa decisión. Y al brindarle recursos muchas veces retroceden en su decisión pero lo que queda claro es que no se pierden mujeres y hay un mínimo para todas, no sólo para que las que tienen plata”.
Mujica dio su mensaje ayer cuando se encontró con Alberto Fernández y otros integrantes del Grupo Callao entre los que se encontraban Santiago Cafiero, Guillermo Justo Chaves, Miguel Cuberos, Aníbal Pitelli, Camila García, Guillermo Elizalde, Federico Martelli y Claudio  Ferreño.

Tomó un pañuelo verde con sus manos, miró a la cámara y brindó un mensaje a las mujeres argentinas que luchan por la despenalización del aborto. "A ninguna mujer que tiene que pasar por el trance de tener que abortar le gusta", dijo el ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, quien legalizó en su país  la interrupción voluntaria del embarazo.

Quieren debatir sobre el aborto en escuelas y colegios tucumanos

"Mujeres pobres, aisladas y en soledad tienen que hacer frente a situaciones que no tienen salida y tienen un doble castigo: un castigo de clase y por ser mujeres, y tiene que cargar con la irresponsabilidad de los hombres", continuó.

"Por eso mi solidaridad con el pueblo argentino, mi solidaridad con los que entienden estas cosas y mi esperanza con los que no entienden, que en primer término, si son hombres que se callen la boca", agregó Mujica.

El ex mandatario uruguayo dijo también que la sociedad es "cínica" frente a este tema. "Todo el mundo sabe con lujo de detalles dónde hay una clínica donde se hacen abortos o dónde hay una partera y se comenta. Y todos lo tenemos prohibido, como si teniéndolo prohibio lo vamos a evitar", argumentó.

Mirkin y Elías se cruzaron por la despenalización del aborto

"Nosotros hemos descubierto que la manera que existe de evitarlo -siguió- es ayudar, no dejar sola a la mujer cuando ha tomado esa decisión y brindarle recursos. Así, muchas veces la mujer retrocede en su decisión. Pero lo que queda claro es que no se pierden mujeres y que hay un mínimo asegurado para todas, no solo para las que tienen plata".

Pese al receso, sigue el debate sobre el aborto en el Senado

Mujica expresó esas palabras ayer durante una reunión con el Grupo Callao, que se creó como una alternativa peronista con vistas a las elecciones de 2019, encabezado por Alberto Fernández.

Comentarios