España rescata del mar a casi 900 inmigrantes en tres días

1

PUERTO SEGURO. Un grupo de migrantes rescatados del Meditarráneo esperan ser atendidos en el centro de acogida, en la ciudad de Tarifa. reuters

Se triplicó la cantidad de personas que tratan de llegar a Europa desde la costa africana. Cuestionan la política de la Unión Europea. Seis niños y dos adultos murieron encerrados en un camión frigorífico.

17 Jul 2018

MADRID, España.- Un buque español ubicó a 41 migrantes que salieron desde el norte de África en una embarcación precaria y los trasladó a la costa, con lo que se elevó a 892 el número de rescatados sólo durante el fin de semana. La operación se desarrolló durante la madrugada de ayer, en el mar de Alborán, sur de España, tras una búsqueda en la que participaron barcos, aviones y helicópteros.

A lo largo del domingo fueron rescatadas en total 190 personas que viajaban en siete embarcaciones desde el norte de África hasta la costa sur de España, después de las 339 del sábado y las 363 del viernes: 892 personas en sólo tres días. Todos los inmigrantes fueron trasladados a puertos de Andalucía, donde los puntos de acogida y comisarías afrontan una situación de colapso y desabastecimiento.

Las cifras de migrantes que se aventuran al mar en “pateras” (balsas de plástico o inflables) para intentar llegar a Europa por la costa sur de España se dispara con la llegada del buen tiempo y está registrando cifras especialmente altas este año.

El ministro de Fomento español, José Luis Ábalos, admitió la gravedad de la situación y prometió refuerzos a los rescatistas. Según dijo, en lo que va del año, el centro de coordinación en la ciudad de Tarifa dirigió el rescate o asistencia de casi 6.000 personas que intentaron cruzar el Estrecho de Gibraltar en 556 “pateras”, casi el triple que en el mismo periodo de 2017.

Las guerras, el hambre o la violencia social están expulsando a miles de adultos y niños, que prefieren lanzarse al Mediterráneo en “pateras”, exponerse a los traficantes de personas o arriesgarse a la deportación, antes que quedarse en sus países.

Ayer, guardacostas libios rescataron a 82 de casi 100 migrantes encerrados en un camión frigorífico en el país norteafricano. Seis niños y dos adultos no sobrevivieron al encierro. El resto fue trasladado al hospital y su estado es grave.

El camión fue descubierto cerca de la ciudad de Suwara, en la zona de Libia desde donde parte la mayoría de quienes intentan llegar ilegalmente a Europa a través del Mediterráneo. Según la Guardia Costera, los migrantes procedían de países africanos y árabes, pero también de Pakistán y Bangladesh.

El papel de la Unión Europea y sus estados miembro del bloque en la crisis migratoria, que no ha dejado de empeorar en los últimos años, es muy cuestionado por organizaciones humanitarias. “Es vergonzoso que la UE haga más por evitar rescates de emergencia en el mar que por evitar las muertes en el Mediterráneo”, dijo ayer Claus-Peter Reisch, capitán del barco de rescate alemán “Lifeline”.

Al menos 277 migrantes fallecieron ahogados desde que los barcos de rescate han sido obligados a permanecer amarrados en puertos de Malta. “¿De verdad estamos debatiendo si es legítimo salvar la vida de la gente? Es miserable y una amenaza para la democracia”, agregó.

Reisch también dijo que el ministro de Interior alemán, Horst Seehofer, impulsor de una política dura contra la inmigración ilegal “es un delincuente”. (DPA)

Comentarios