Conicet: con biotecnología buscan evitar secuelas de la quimioterpia

Colocan un parche que recubre el medicamento sobre el tumor.

15 Jul 2018
1

AUTOR DEL TRABAJO. Cacicedo es becario del Conicet en La Plata.

Investigadores platenses del Laboratorio de Nanobiomateriales del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CONICET-UNLP) obtuvieron resultados alentadores aplicando “la quimio” directamente sobre tumores a través de una membrana producida por bacterias. Las novedades -informa el sitio del Conicet- fueron publicadas en la revista “Colloids and Surfaces B:Biointerfaces”.

Los anticancerígenos son muy tóxicos. “A los tumores sólidos se intenta extirparlos con cirugía y luego dar tratamiento. Pero a veces son muy grandes, de difícil acceso, o comprometen tejidos u órganos vitales. Para estos casos, se pensó en un parche que contenga el medicamento y que pueda apoyarse sobre el tumor, actuando directa y localmente”, contó Guillermo Castro, referente del laboratorio. El equipo trabaja con un polímero producido por cuatro cepas distintas de bacterias, que, en forma de hilo finito denominado “nanofibra”, se autoensambla, tomando la forma, el tamaño y el espesor que uno quiera. Sus ventajas ya eran conocidas, pero los científicos platenses lo probaron en el parche. “Tiene la apariencia de un gel solidificado... y la capacidad de ir liberando el químico a distintas velocidades, dependiendo de si se busca una terapia prolongada o una inmediata. El remedio es introducido directamente en las células enfermas -explicó Maximiliano Cacicedo, becario del Conicet y autor del trabajo-. “El tratamiento se basa en aplicar el parche directamente sobre el tumor mediante una cirugía, para evitar una elevada carga sistémica de la droga circulando”. Por ahora se trabajó con ratones, y se hallaron varias cuestiones positivas. Apoyar el parche sobre el tumor fue más eficiente que inyectarlo (que genera riesgo de metástasis a consecuencia del pinchazo), aunque en ambos casos el tumor bajó su volumen un 50 % respecto de los no medicados.

Además, las membranas no necesitan ser retiradas del cuerpo una vez liberado el medicamento ya que resultan inocuas para los tejidos. Esta terapia se considera complementaria de la quimio convencional, pero permitiría reducir las dosis .

En Esta Nota

Conicet
Comentarios