De la epidemia de 1887

Tesis doctoral sobre el cólera en Tucumán

14 Jul 2018
2

DEL MÉDICO DIEGO GARCÍA. Portada de la tesis que presentó para doctorarse en la Universidad de Buenos Aires.

La epidemia de cólera que asoló Tucumán entre diciembre de 1886 y febrero de 1887, dio lugar a una serie de estudios posteriores, por parte de los médicos que actuaron en esas dramáticas jornadas. Tuvo eco, entre tales trabajos, la tesis doctoral que presentó en 1887 el médico Diego García, en la Universidad de Buenos Aires. Se titulaba “El cólera. Estudio preparado sobre observaciones recogidas en Tucumán en la última epidemia”. Se editó en un pulcro libro de 68 páginas, con gráficos.

García se había desempeñado aquí como “practicante mayor”, enviado por la Comisión Nacional de Auxilios que se integró con motivo de la epidemia. Así, la experiencia lo había llevado a elegir, como tema de la tesis, las puntualizaciones que deducía, en muchos casos, “de la observación a la cabecera de los desgraciados que eran víctimas del flagelo”. En ese sentido, la epidemia le había proporcionado “un vasto campo para estudiar esta enfermedad”.

La primera parte de la tesis, ofrecía una noticia histórica sobre el cólera en la historia de la humanidad. Seguía el capítulo “Etiología. Teorías de Pettenkofer y de Koch. Causas que favorecen el desarrollo y la propagación del cólera”. El tercer capítulo, se dedicaba a “Sintomatología, diagnostico y pronóstico”, y el último a “Profilaxia y tratamiento”.

En un cuadro estadístico, especificaba el tratamiento seguido en cada lazareto de Tucumán. Aquel era, decía, casi siempre el “sintomático”. Le había dado buen resultado, como se podía comprobar en los cuadros de curación que adjuntaba. El trabajo del doctor García, nos parece, tiene interés para los estudiosos de la historia de la medicina, y de los métodos que los profesionales de esa época utilizaban para luchar contra la enfermedad.

Comentarios