"Al ministro Regino Amado se le escapan hasta las tortugas", disparó Berarducci

La Municipalidad reclamó a través de expedientes por la calidad del servicio de la SAT. Dos años, dos pedidos de audiencia y ninguna respuesta.

13 Jul 2018

En medio del conflicto entre la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y el Gobierno provincial por los pedidos de audiencias, funcionarios del intendente Germán Alfaro (Cambiemos), divulgaron dos notas que ingresaron en Mesa de Entradas de Casa de Gobierno y que no fueron respondidas.

“Al ministro de Gobierno se le pasó o se le perdieron los expedientes presentados desde el municipio solicitando audiencias, como se le pasó la Seguridad de los tucumanos. Al ministro Regino Amado se le escapan hasta las tortugas”, cargó el secretario de Gobierno municipal, Walter Berarducci.

Amado había negado que haya pedidos de audiencias de la Capital sin responder. “Me sorprende que (la diputada nacional) Beatriz Ávila -esposa del intendente- diga que no la recibimos en Casa de Gobierno, porque ella estuvo trabajando 12 años con nosotros (dentro del peronismo) en la Comisión de Salud de la Legislatura. Había un diálogo fluido con ella”, había rechazado las críticas del municipio Amado. Y había agregado: “no mantenemos diferencias con ninguna intendencia ni comuna por su signo político, el más claro ejemplo es que ayudamos a una intendencia gobernada por Cambiemos. Es la muestra de que no hacemos distinciones políticas de ningún tipo”.

LA GACETA accedió a dos notas presentadas por la Municipalidad en reclamo por la calidad del servicio de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT). Una de las notas, ingresada el 2 de mayo de 2016 (número de expediente 1.214/1120), planteaba que “siempre tuvimos inconvenientes con la provisión, con los desagües, con las inundaciones y con las cloacas. Los problemas con el agua existen desde que tenemos memoria y los sufrimos en mayor o en menor medida todos los tucumanos. Esta problemática siempre tuvo el mismo nombre: desinversión (...) no entendemos la falta de planificación ni la falta de respuesta”.

El 22 de mayo de 2017, la Capital reiteró el reclamo por escrito al gobernador Juan Manzur: “es inexplicable que una empresa manejada por el Estado, concebida para dar respuestas a los ciudadanos, se maneje como enemiga de los tucumanos”, versaba la misiva, firmada por Alfaro.

Berarducci recordó que además de las notas presentadas al Poder Ejecutivo contra la SAT, también habían presentado 100.000 firmas acompañando un pedido de iniciativa popular para solicitar en la Legislatura la intervención de la empresa estatal. “La respuesta frente a esto es la falta de respeto institucional, el desinterés por los vecinos de la capital y fundamentalmente la decidía a generar un política pública ambiental sanitaria y de salud pública que ponga fin a los ríos de excremento y la contaminación que padecemos”, finalizó el funcionario municipal.

Comentarios