“Sentimos mucha burla por parte de todos los que integran "Polémica en el bar"; fue muy triste”

Ayer se repetía en las redes el repudio de miles de tucumanos, y se insistía en pedir que se lo declare persona non grata.

12 Jul 2018
1

Dueño de frases y actitudes “fuera de lugar” que le valieron varias retractaciones en público en los últimos días, el conductor Mariano Iúdica generó ahora la indignación de miles de tucumanos que se expresaron por las redes sociales, por criticar y burlarse del desfile cívico-militar del 9 de Julio durante el programa “Polémica en el bar” del lunes pasado.

Las repercusiones por los dichos de Iúdica continúaban ayer y más usuarios de las redes sociales, agrupaciones, funcionarios y artistas tucumanos se sumaron a las críticas. Uno de los grupos que reaccionó fue el de los payaterapeutas, quienes también fueron blanco de las burlas de la mesa de “Polémica en el Bar”, el día que comenzó todo.

“Sentimos mucha burla por parte de todos los que integran esa mesa. Fue muy triste”, aseguró a LV12 la referente de la agrupación, Alejandra Acosta. “Ellos no saben lo que hay detrás del desfile. Este año, el Gobierno, nos invitó a participar para agradecernos el trabajo que venimos haciendo hace tiempo”, subrayó.

Acosta además compartió en Facebook una carta abierta del legislador José María Canelada, quien remarcó que no podía encabezar la misiva a Iúdica diciendo “al señor”, porque el diccionario define que es señor la “persona que muestra dignidad en su comportamiento o aspecto, y que no es este el caso”.

“Me pregunto -agregó- qué dignidad hay en el comportamiento de quien cree que su sola condición de figura pública lo autoriza a burlarse de todo un pueblo de laburantes y de gente sencilla que celebra, ni más ni menos, el orgullo de ser cuna de la Independencia”.

Las desacertadas opiniones jocosas de los panelistas se iniciaron luego de que la vedette Virginia Gallardo apuntó sobre el alto costo de los desfiles, pero que “el de Tucumán tuvo un valor de $ 200”.

Antes, Iúdica había comentado irónicamente lo que mostraba la televisión: “¡qué desfile, por favor! Yo creo que (Vladimir) Putin estaba viendo en la casa y hacía ‘jajaja’ (…) estaban los de Tai Chi, y después estaban los granaderos a caballo sin caballo ¡Extraordinario!”.

Fue tanto el enojo de los tucumanos, que miles utilizaron las redes sociales para repudiar y solicitar una rectificación pública del conductor y de los panelistas. Y ante el silencio de Iúdica y de los responsables del programa televisivo hasta ayer a la tarde, creció en las últimas horas la insistencia en reclamar que las autoridades declaren principalmente al conductor “persona non grata” en nuestra provincia, hasta las disculpas del caso.

Uno de los funcionarios que se adhirió a la ola de críticas es el ministro de Desarrollo Social de Tucumán, Gabriel Yedlin, quien no ocultó su enojo: “escuchamos a porteños parados en un pedestal, que no conocen la realidad de Tucumán”, dijo en diálogo con “Buen Día”, el noticiero matutino de LG Play.

“No confundir”

Luego diferenció la idiosincrasia tucumana con la de quienes residen en la Capital Federal. “Y bueno, somos distintos: somos humildes, trabajadores, sufridos… No hay que confundir humildad con cobardía. Somos un pueblo que se para”, aclaró.

Respecto de los sarcasmos de Iúdica, apuntó: “habla sólo de la imbecilidad y soberbia que tienen a veces los porteños; por eso es que la gente no quiere a los porteños. No son todos. Tengo muchos amigos porteños, y hay mucha gente divina”, afirmó.

Por su lado, el tucumano que marchó en representación de los deportistas transplantados, Etín Manca, le pidió a Iúdica una rectificación de sus dichos: “usted se burló de mucha gente que espera el 9 de Julio para vivir una verdadera fiesta de la convivencia en democracia de trabajadores, artesanos, estudiantes, Fuerzas Armadas y de seguridad, agrupaciones tradicionalistas, deportistas, personal de sanidad y academias de folclore, entre muchos más. Pero, ¿sabe qué?, indirectamente se burló de todos los que desfilamos el día de la Patria”, le espetó al conductor en su carta abierta.

“¿Sabe qué, señor Iúdica? De punta a punta de la avenida donde se realizó el desfile nos aplaudieron, porque el pueblo tucumano es respetuoso y solidario con los 8.000 argentinos en lista de espera para un transplante. Soy transplantado hepático de hace 15 años, y muchas veces me tocó ser abanderado, pero como trasplantado desfilo para rendirle un homenaje a mi donante... Y usted se burló de nosotros, los tucumanos. Pero también desfiló el personal del Hospital Padilla, que estoy seguro que por su ignorancia no debe saber que es el Hospital donante número uno en el país... Y usted se burló de nosotros”, concluyó.

Comentarios