Punto de vista de Lichtmajer sobre el 9 de Julio: orgullo, diversidad e identidad

11 Jul 2018

Por Juan Pablo Lichtmajer

El desfile del 9 de Julio tiene tres palabras que lo caracterizan. La primera es identidad; los desfiles forman parte de la cultura humana. En general los ha habido en todas las sociedades y tienen que ver con la identidad; es mostrar lo que somos y mostrar es una manera de visibilizar. Visibilizar es una manera de respetar. A esto se deben agregar dos hechos fundamentales: el primero es que no sólo se muestra, se visibiliza, sino que se lo hace aparte en un sentido plenamente inclusivo, respetando la diversidad, y eso estuvo presente nuevamente con su total fuerza. Porque cuando uno ve adultos desfilando, mostrando con orgullo, portando la bandera (por ejemplo), mostrándose orgullosos de haber tomado la decisión de completar los estudios, se está hablando de alfabetización plena. Cuando uno ve a las distintas identidades de género, en este caso el Centro Educativo Trans, orgullosos y portando la bandera, uno está hablando de una patria diversa pero unida, unida en la diversidad, en el respeto y la tolerancia. Los desfiles expresan valores y es muy importante que esos valores tengan que ver, insisto, con la diversidad.

Unidos en la patria, respetados en la diversidad.

Lo tercero tiene que ver con los espacios públicos porque el desfile permite a los espectadores acceder, ver, valorar y disfrutar de una verdadera fiesta pública. Pero también a quienes desfilan, poder tener un escenario, un lugar desde el cual decir, decir en la vestimenta, en los movimientos, en todo lo que forma parte. En síntesis: identidad, diversidad y espacio público cargado con un contenido indiscutiblemente de orgullo y valoración de lo propio.

Los desfiles, en tanto expresión pública y abierta de la identidad también brindan oportunidades y esto es algo muy importante; cito el caso puntual, por ejemplo, mostrar que ser joven, una chica de Alberdi y que es DJ, mostrar que no solamente los DJ son los grandes DJ del mundo y que no sólo en las grandes capitales del mundo se puede ser DJ sino también en una ciudad tan linda, un municipio del interior.

Tucumán es una gran capacidad de Innovación porque los desfiles vienen siendo cada vez más innovadores y eso habla de quienes son los verdaderos protagonistas. Los verdaderos protagonistas del desfile no están en el palco; son por un lado los espectadores y son protagonistas centrales, quienes muestran su arte, sus artes en sentido genérico.

Comentarios