Desde lejos, el expediente digital cobra más valor

Letrados del Estado se formaron en Zaragoza.

08 Jul 2018
1

EN LA DIPUTACIÓN. Stein, Arcuri, Corrales, Sánchez Quero, Zalazar, Fajre y Correa. [email protected]

Durante el mes que pasaron en España “redescubrieron” la administración pública al tomar contacto con sus ángulos más gratificantes. Los abogados Carolina Zalazar, Marcela Fajre, Federico Correa, Santiago Arcuri, Juan Pablo Stein y María Gabriela Corrales regresaron a sus puestos de trabajo en la Fiscalía de Estado de la Provincia contagiados por el orgullo que observaron en los organismos públicos de Zaragoza, capital de la comunidad autónoma de Aragón, donde recibieron una capacitación intensiva. Allí comprobaron las bondades del expediente digital, herramienta que los “sedujo” por su capacidad para ahorrar tiempo y energías, y fortalecer la transparencia de los trámites, según explicaron los abogados Fajre, Zalazar, Correa, Stein y Corrales -Arcuri no pudo asistir- durante una visita a LA GACETA.

La experiencia dejó aprendizajes que pueden iluminar el camino del Estado tucumano (ver “Cinco ideas para emular...”). Pero sin dudas el uso de la tecnología causó un impacto mayúsculo en la delegación. Corrales subrayó la posibilidad de ver al expediente digital en funcionamiento en Zaragoza, y de verificar cómo esta herramienta inexistente en Tucumán facilita las cosas a administradores y administrados. Stein agregó que habían tenido incluso la posibilidad de conversar con la compañía que había desarrollado el sistema. Correa manifestó que la digitalización del trabajo de la Administración Pública de Zaragoza había sido posible gracias a una decisión política. “Claro que hubo resistencias y agentes que no aceptaron la transformación, pero el Estado siguió adelante y ganó muchísimo en términos de eficacia”, reflexionó. Fajre añadió que el proceso de aplicación del expediente digital había llevado dos años. Zalazar valoró la imagen positiva que el sistema proyectaba hacia la comunidad. “La gente está contenta adentro y afuera del Estado”, relató la abogada.

Este primer viaje oficial a Zaragoza fue concebido a partir del convenio que suscribieron la Fundación Ramón Sáinz de Varanda y el fiscal de Estado, Daniel Leiva. Esa organización sin ánimos de lucro, que participa en las actividades de capacitación de los municipios, comarcas y provincias aragonesas, organizó la estadía de los profesionales tucumanos, quienes recibieron formación teórica, y, luego, presenciaron el trabajo de los distintos equipos y áreas. Así, tuvieron la oportunidad de conocer desde las organizaciones de los bomberos y de tránsito hasta los Tribunales; la Diputación de Zaragoza que preside Juan Antonio Sánchez Quero, alcalde de Tobed, y las entidades que manejan el agua.

La capacitación se extendió entre el 15 de mayo y el 16 de junio, y el Gobierno destinó $ 1,3 millón a su desarrollo. Hubo una convocatoria interna en la que se anotaron 25 profesionales de la administración pública: los requisitos para participar en el programa español fueron haber cursado y aprobado capacitaciones en la Escuela de Abogados del Estado de Tucumán, y exhibir, entre otras condiciones, capacidad para trabajar en equipo y predisposición al cambio.

Comentarios