Una baja que rompe el equilibrio

Brasil pierde a Casemiro, un jugador que le garantiza la solidez defensiva, para el cruce por los cuartos de final ante Bélgica

05 Jul 2018
1

NECESARIO. En lo que lleva disputado en el Mundial, Casemiro recuperó 32 pelotas; es decir, una media de ocho por partido. DPA

ISAAC RISCO

DPA - ESPECIAL PARA LG MUNDIALISTA

Se trata de la peor baja para Brasil en lo que va de Rusia 2018. Casemiro, el hombre del equilibrio y la pieza que mantiene rodando el virtuoso engranaje ofensivo de la “canarinha”, no estará en el crucial duelo ante Bélgica, el partido de más cartel de los cuartos de final del Mundial.

Con Marcelo recuperado de su lesión y listo para volver al lateral izquierdo, Tite afronta ahora la difícil tarea de compensar por primera vez en Rusia la ausencia de Casemiro. El pulmón del mediocampo brasileño se perderá el cruce con los “diablos rojos” debido a una suspensión. El volante de Real Madrid vio su segunda tarjeta amarilla en la Copa del Mundo en el minuto 58 del partido por octavos de final ante México, justo cuando cumplía la función que lo define: frenar un contragolpe.

“Estoy triste por haber quedado fuera del próximo encuentro, un partido importante”, se había lamentado después Casemiro, que califica la acción de quitar la pelota como su propia forma de hacer un gol. “Me causa placer”, le había dicho el año pasado al diario español “El País”.

Ante Bélgica ocupará su lugar Fernandinho, que estará sometido a una auténtica prueba de fuego en el duelo entre dos de los equipos que mejores credenciales presentaron durante el Mundial. Si el desafío de la defensa belga pasa por frenar a Neymar, Philippe Coutinho, Willian y Gabriel Jesus, la retaguardia “canarinha” deberá afrontar las eléctricas arremetidas de Eden Hazard, de Dries Mertens, de Kevyn de Bruyne y de Romelu Lukaku.

Pero a diferencia de Bélgica, que debió remontar dos goles frente a los veloces japoneses en su partido por octavos de final, Brasil mostró hasta ahora tener una defensa casi sin fisuras durante el torneo. El pentacampeón del mundo, y favorito al título en Rusia, sufrió hasta ahora sólo un gol en contra, tras una jugada de pelota parada: un córner ante Suiza, en el que Miranda se quejó de haber recibido un empujón.

Y pese a la ofensiva de México durante los primeros 20 minutos del cruce de octavos, Brasil no permitió casi ningún disparo “azteca” contra su arco.

Casemiro es pieza fundamental en ese esquema de Tite, que parece haber encontrado en Rusia hasta ahora el balance perfecto entre el jogo bonito y la solidez defensiva. “La referencia defensiva de Brasil no son los dos centrales, es Casemiro”, analizó el mítico ex jugador brasileño Roberto Carlos.

Las cifras del ancla del mediocampo “canarinho” lo confirman: en lo que va del Mundial, Casemiro recuperó 32 pelotas para su equipo y completó 259 pases. En comparación, el belga Axel Witsel, que juega en una posición similar, recuperó 17 pelotas, aunque jugó un partido menos.

A sus 26 años, Casemiro juega su primer Mundial. Después de llegar a la selección en 2011 y de jugar en los años siguientes sólo de forma intermitente, hoy es titular indiscutido con Tite.

Al igual que en su club, al volante central le costó encontrar un lugar en la formación inicial. Aunque a menudo fue subestimado en los equipos en los cuales jugó, hoy es pilar de Real Madrid, con el cual se coronó campeón de la Champions League en las tres últimas ediciones. Y en su selección también es intocable.

La tarea para Fernandinho no resultará fácil. Usualmente más volcado a la ofensiva, el volante de Manchester City es siete años mayor que Casemiro, un factor que podría pasarle factura si el partido se plantea como muy físico o si va a alargue.

“Espero mantener el mismo nivel que Casemiro”, señaló Fernandinho después del partido contra México. “Quien va a entrar, va responder”, aseguró por su parte el volante del “Merengue”, que por una vez no podrá oxigenar a la “Canarinha” en el campo de juego.

Comentarios