“Con este sistema, todo está bajo control de FIBA”

26 Jun 2018
1

POSITIVO. Muratore hizo un balance del nuevo formato de clasificación. la gaceta / foto de hector peralta

En poco más de un año, otro torneo internacional llenará los televisores. Entre el sábado 31 de agosto y el domingo 15 de setiembre de 2019, 32 selecciones de básquet buscarán en China el título mundial. Para este certamen, la Federación Internacional de Básquetbol (FIBA) implementó un nuevo sistema de clasificación, inspirado en el fútbol: seis “ventanas”, durante las cuales cada selección, por grupos, disputa dos fechas: de local y de visitante. La tercera “ventana” se juega entre el jueves y el domingo. Esos días, la selección argentina recibe a Panamá y visita a Uruguay, respectivamente. Marcará la mitad de las eliminatorias.

En el marco del 86° aniversario de la FIBA, su presidente, el tucumano Horacio Muratore, hizo un balance del nuevo formato. “Fue recibido con mucho entusiasmo. Estamos extremadamente orgullosos de haber lanzado este proyecto, porque significa el regreso de las selecciones nacionales a casa”, señaló. Antes, para clasificar al Mundial las selecciones participaban de un torneo ad hoc, que se hacía en un país. “Para este primer ciclo del proyecto (2017-2021) invertimos más de € 30 millones. Algunas federaciones necesitarán más ayuda que otras; pero todas deben prepararse duro”, dijo. Pero resaltó que se le quita un gran peso de encima a las entidades locales. “Presidí la Confederación Argentina, así que conozco bien los dolores de cabeza por organizar un evento. Con el nuevo sistema, todo eso está bajo el control de la FIBA”, dijo. Finalmente, Muratore enumeró los beneficios del actual sistema para las federaciones nacionales; entre otros: “tienen en casa partidos de la selección, vuelven los hinchas, generan ingresos por entradas y publicidad, y llevan los juegos a ciudades donde la selección nunca había jugado.”

Comentarios