El gobierno británico está en contra de las golosinas en línea de cajas

En Gran Bretaña adoptan medidas para reducir la obesidad infantil

26 Jun 2018
1

TENTACIÓN. Según los padres, molestan las golosinas en la línea de cajas.

El aumento de la obesidad infantil es un problema en prácticamente todo el mundo. El gobierno británico está impulsando una ley para prohibir la venta de golosinas en las líneas de caja de los supermercados del Reino Unido. Los dulces tampoco podrán ser objeto de ofertas especiales si prosperan estas medidas, informa Télam citando la agencia de noticias EFE.

El ministro británico de Sanidad, Jeremy Hunt, informó que con esta iniciativa se busca darles más poder a los padres para que tomen decisiones que sean más saludables para sus hijos. No es para menos, las cifras indican que uno de cada 25 niños de 10 u 11 años en Gran Bretaña es obeso.

Otro de los planes es imponer restricciones en la difusión de anuncios publicitarios en televisión o a través de la red de la llamada “comida chatarra”, así como también obligar a los restaurantes a colocar la cantidad de calorías que tienen los platos de sus menús.

Además, se propone prohibir la venta a niños de los llamados refrescos energéticos, que contienen altos niveles de cafeína.

Estas propuestas formarían parte de una actualización del llamado Plan Infantil contra la Obesidad, lanzado hace dos años, pero que fue criticado por algunos expertos por no tomar medidas más estrictas para atajar el problema del peso entre los menores.

Como parte de ese plan, el gobierno recomienda que los niños hagan a diario unos 60 minutos de actividad física.

“Los padres están pidiendo ayuda. Sabemos que más de las tres cuartas partes de los padres encuentran que las ofertas de dulces y tentempiés en las cajas (de supermercados) son molestas”, dijo ministro de Sanidad.

El pediatra Russell Viner afirmó que las medidas ayudarán a las familias a hacer elecciones más saludables y a ver una diferencia en la vida de los niños y de los jóvenes.

Comentarios