Los ánimos cambian y el show debe seguir

22 Jun 2018 Por LA GACETA

El mundial nos exige cambios. La jornada de ayer nos obligó a reordenar nuestro sistema de cierres de páginas en la edición de papel. Por eso durante las últimas horas de la mañana se trabajó con un ritmo inusitado. Algo parecido ocurrió en las primeras horas de la tarde. Hasta las 15 todo fue puro entusiasmo para cumplir con los horarios y las necesidades de la edición. El problema surgió cuando concluyó el partido entre la Argentina y Croacia.

Los ánimos cambiaron y cuando la desazón reina no sólo el trabajo se hace difícil. Las caras que devolvían los jugadores en Rusia eran las caras de los periodistas en la redacción que buscaban explicaciones que nadie tenía.

Afectados por el fútbol, aún cuando muchos declaman que hay cosas más importantes, se revisó la edición y se hizo una tapa casi en automático. Media página se la llevó el mundial y la otra mitad quedó para un puñado de temas que afectan la economía de la provincia. En las plataformas digitales no hubo tiempo para amargarse porque la audiencia pedía explicaciones y los foristas necesitaban espacio para descargarse. Al cierre de esta nota el programa VAR de LGPlay hacía esfuerzos para explicar lo inexplicable.

Comentarios