El gremio legislativo tilda de demagógico un planteo de Bourlé

El legislador pide $5.000 para los empleados.

21 Jun 2018
1

Eduardo Bourlé. ARCHIVO

Emulando uno de los beneficios que otorga el sector bancario a sus trabajadores, el legislador Eduardo Bourlé, secretario general de la Asociación Bancaria en Tucumán, solicitó al vicegobernador, Osvaldo Jaldo, que se les entregue un bono de $5.000 a los empleados del Poder Legislativo cuando se celebre su día, el 6 de julio próximo.

Si bien el presidente de la Cámara ya anticipó que es “inviable” la posibilidad de que se pague ese dinero “extra”, la gestión realizada por Bourlé generó el rechazo la Asociación de Personal Legislativo (APL). “(Esta entidad) ve con desagrado las actitudes demagógicas del legislador Eduardo Bourlé al solicitar adicionales que se circunscriben solamente al Poder Legislativo, más aún cuando el Frente de Gremios Estatales (FGE) está abocado a la lucha de la activación de la cláusula gatillo para actualizar los aumentos salariales a la inflación que afecta la economía de los trabajadores”, señala una nota firmada por el secretario general y ex legislador Hugo Antonio Gacioppo y por el secretario de Finanzas, Adolfo Bottini Rubiol.

A fines de mayo, Bourlé solicitó el bono de $5.000 por nota a Jaldo. Según el dirigente gremial, el pedido fue realizado en los dos años anteriores que lleva como legislador. Está enmarcado en el Día del Empleado Legislativo, y el objetivo es que los trabajadores adquieran el derecho a ese extra.

Jaldo desestimó la chance, ya que no está previsto ese impacto presupuestario a las arcas de la Cámara. En la mesa chica de calle Muñecas 951 además entienden que, de otorgar ese bono, los demás gremios que representan a los casi 100.000 empleados de la Administración Pública también estarán en condiciones de solicitarlo.

En esa línea se inscribe la postura de APL. “Somos conscientes de que en esta coyuntura debemos estar aunados con otros representantes gremiales del Estado para lograr que nuestros salarios no pierdan poder adquisitivo”, señaló Gacioppo. Y añadió: “no es la primera vez que el legislador Bourlé realiza estos pedidos dentro de la órbita de la Legislatura, donde no ha tenido mayor eco en las autoridades”. Por último, APL insistió con negar su adhesión al pedido de Bourlé. “Nos vemos en la obligación de aclarar que no somos una elite dentro de los trabajadores estatales y no nos beneficiamos con ningún aumento o estipendio que no corresponda al resto de los empleados de la Provincia”, destacó.

En Esta Nota

Eduardo Bourlé
Comentarios