Se enfría

20 Jun 2018

La crisis cambiaria no tan sólo enfrió la economía, que entra en un ciclo recesivo y de bajo consumo, sino también las decisiones políticas. Entre esas postergaciones se cuentan obras públicas y definiciones sobre postulaciones.

El titular de la Unidad de Coordinación General del Plan Belgrano, Alfredo Vara, confirmó que se avanzará con el dique Potrero del Clavillo, pero con esa aseveración también avaló una sospecha: ese plan volvió a postergarse. El funcionario nacional sostuvo que se avanzará, pero a través del plan de Participación Público-Privada (las famosas obras “PPP” del Gobierno nacional) y que se está en búsqueda de financiamiento. Es decir, el plan que se anunció en 2016, que supuestamente tenía aval -y presupuesto- de Mauricio Macri y que iba a licitarse el año pasado, quedó relegado. “Esta obra tendrá un impacto regional. El Presidente ya tomó la decisión de hacerla y no tenemos dudas que será una de las obras más grandes que se llevarán a cabo durante esta gestión. Será emblemático. Hablamos de una inversión superior a los 1.100 millones de dólares y que generará 1.800 puestos de trabajo de forma directa”, decía Cano el 7 de septiembre de 2016, durante la presentación del proyecto realizada en el Centro de Integración e Identidad Ciudadana (CIIC) ubicado en las afueras de San Fernando del Valle de Catamarca.

Lo que preocupa más que lo emblemático de este tipo de obras que se postergan es que no se concrete lo urgente. Por ejemplo, las obras en la castigada La Madrid. En este ítem, las gélidas relaciones entre funcionarios de la Nación y de la Provincia para ponerse de acuerdo podrían sonar a nefastas, porque habrían perdido un valiosísimo tiempo de “vacas gordas” del Gobierno nacional. Ahora, con las arcas flacas, habrá que ver si las obras se concretan.

En el informe de la Jefatura de Gabinete de la Nación ante el Congreso se detallan las obras planeadas y los reclamos de información -supuestamente faltante- a la Provincia para que se realicen. Allí dice que en la última reunión entre las partes, el 11 de abril, se informó, entre otras cuestiones, que el 3 de mayo se publicó en el Boletín oficial el llamado a presentación de ofertas del concurso público N°1 para generar un Plan de Sistematización de las Cuencas de los ríos Marapa y San Francisco. Y se pide a Tucumán: es fundamental que la Provincia culmine la entrega de la documentación, toda vez que la autoridad provincial es quien licita y ejecuta la obra. También sostiene: a través del fondo hídrico está previsto financiar las obras de terraplenes de protección La Madrid. Este es un proyecto de 76,5 millones de pesos. Estamos requiriendo a la Provincia la documentación faltante para elaborar el convenio. ¿Y si las obras se pierden?

Al freezer

La necesidad de Manzur de postergar la interna para transitar el pesado 2018 con cierta tranquilidad y solvencia financiera lo impulsó a callar a Bernardo García Hamilton. El ahora ex funcionario dijo en voz alta lo que piensan los manzuristas: que Alperovich le pisa la cabeza a su sucesor, a líderes distritales y a dirigentes del PJ. “El peronismo, sin Alperovich y su señora, daría un salto de calidad y volvería a ser lo que era antes”, es la frase que repiten los seguidores de Manzur entre ellos. El ex secretario de Estado creyó que podía decirlo en público y su amigo tuvo que echarlo. En la Guerra Fría entre antecesor y sucesor, uno y otro se mandan mensajes con terceros: el ex mandatario usó a Roberto Palina para que sepan que está dispuesto a ir sólo y Manzur a los delegados que pidió que pinten en las paredes la fórmula con Jaldo. Puro palabrerío. Los viejos lobos de mar del PJ sonríen. Apuestan que Alperovich y Manzur terminarán como Donald Trump y Kim Jong Un: dándose las manos y a los besos.

En Cambiemos nadie quiere hablar ni arriesgar qué puede pasar en 2019. A Cano le pegan los suyos y los ajenos, por lo que sus aliados sospechan que llegó el turno de otra figura para disputar el máximo cargo. Allí surge la silueta de una mujer. Silvia Elías de Pérez estaría entrando y saliendo de la Casa Rosada y de Olivos con inusitada asiduidad. ¿Tendrá la bendición presidencial para luchar contra el imbatible peronismo tucumano?

Comentarios