Caso "DAU": la caída de una jueza dilata el dictado de la sentencia a Brito

El tribunal fijó una nueva fecha para deliberar el fallo: el próximo 2 de julio a las 9. Freidenberg, que preside el debate, debió suspender la jornada por indicaciones médicas, a raíz de las lesiones que presentaba.

19 Jun 2018
2

FÉRULA Y APÓSITO. La presidenta del tribunal, Freidenberg -de pie, previo a sentarse para abrir el debate-, dialoga con Arce. Molina completa la sala. la gaceta / fotos de franco vera

Tratando de mostrar paso firme, pero sin alcanzar a ocultar las dificultades que ocasiona el dolor, la jueza Alicia Freidenberg entró a las 8.35 a la sala de juicio de la sede penal de Tribunales. El brazo derecho, tapado por el abrigo, descansaba sobre una férula. Llevaba también un notorio apósito sobre la frente. Además de esas evidentes lesiones, la caída sufrida el jueves pasado por la magistrada tuvo otra consecuencia: la postergación del dictado de la sentencia en el caso contra el ex funcionario alperovichista Miguel Ángel Brito.

Freidenberg dio inicio a la audiencia y comunicó que, por indicaciones médicas, no podía continuar con la jornada. Así, quedarán pendientes hasta el 2 de julio próximo la oportunidad para que el ex titular de la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU) exprese sus palabras finales -desistiría de dar ese testimonio, ya que declaró varias veces durante el juicio- y la posterior deliberación del fallo por parte del tribunal, que está completado por las vocales Stella Maris Arce y María Elisa Molina (reemplaza a Marta Cavallotti, miembro original de la Sala VI, quien no participó del debate oral debido a una licencia por enfermedad).

A pesar de que presentaba un golpe en la cabeza y una luxación en el brazo derecho, Freidenberg asistió ayer porque, de lo contrario, existía el riesgo de que el trámite encuadrara en las disposiciones del artículo 377 del Código Procesal Penal de Tucumán, lo que hubiese motivado una factible nulidad de la totalidad del juicio oral. “El debate continuará durante todas las audiencias consecutivas que sean necesarias hasta su terminación, pero podrá suspenderse por un plazo máximo de 10 días”, expresa esa norma. Entre las circunstancias contempladas, el inciso 4° incluye que “algún juez, fiscal o defensor se enfermase”. En el párrafo final, el artículo 377 agrega que si la suspensión excediera los 10 días, “todo el debate deberá realizarse nuevamente, bajo pena de nulidad, e iniciarse antes de los 40 días”.

La última jornada había sido el 6 de junio. Estuvo íntegramente dedicada a los alegatos de del fiscal de Cámara, Carlos Saltor, y de los abogados defensores, Arnaldo Ahumada y Fernanda Battig (no participó el tercer defensor, Francisco García Posse).

El representante del Ministerio Público había solicitado seis años de cárcel efectiva en contra de Brito, además del dictado de la prisión preventiva y la inhabilitación especial permanente para ejercer cargos públicos. Según Saltor, en las 15 audiencias de juicio, iniciado el 18 de abril, quedó comprobado que el ex titular de la DAU perpetró los presuntos delitos de fraude al Estado, negocios incompatibles con su cargo y abuso de autoridad. La defensa rechazó la acusación y solicitó la absolución definitiva del ex funcionario alperovichista.

El tribunal iba a resolver ayer. Pero el jueves, mientras se encontraba en un local comercial de venta de electrodomésticos, Freidenberg sufrió una caída que le causó lesiones. De hecho, no había asistido a su despacho el viernes último. Al inicio de la jornada, explicó la situación.

“He abierto la audiencia de juicio con la intención de escuchar las últimas palabras del ingeniero Brito, imputado en esta causa. Por eso a las 8 estuve presente acá (en tribunales). Pero, por indicación médica, en este momento no estoy en condiciones de continuar”, indicó. Con una sonrisa, mostrando buen ánimo, señaló que la situación era de conocimiento “público y notorio”. “Por mí (me quedaría), pero la verdad que no me parece (una modalidad) seria, porque me va a impedir una absoluta concentración”, detalló Freidenberg. El fiscal de Cámara solicitó luego que no se convocara al salón de debates para este jueves y viernes, ya que debía someterse a estudios médicos fuera de la provincia. Luego, se informó la fecha definitiva: 2 de julio a las 9 AM.

“Lamento haber ocasionado involuntariamente esto”, se disculpó Freidenberg. “Que se mejore”, le deseó Brito desde el banquillo, con tono gentil, mientras la jueza cerraba la audiencia.

La situación del acusado 
optaría por no expresar palabras finales
“Tengo la conciencia tranquila”, dijo el ingeniero Miguel Ángel Brito a la prensa, en una escueta declaración ante las cámaras, tras la suspensión de la jornada de juicio de ayer. El ex titular de la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU) deslizó que desistiría de hacer uso del derecho a expresas sus palabras finales, antes de que las juezas de la sala VI de la Cámara Penal pasen a deliberar la sentencia. De todas formas, Brito ya declaró al menos cuatro ocasiones en distintas audiencias; siempre refutó las imputaciones en su contra. Como sucedió desde que comenzó el debate oral, el ex funcionario se mostró sereno, acompañado por sus defensores y por familiares. 

La situación del acusado 

Optaría por no expresar palabras finales



“Tengo la conciencia tranquila”, dijo el ingeniero Miguel Ángel Brito a la prensa, en una escueta declaración ante las cámaras, tras la suspensión de la jornada de juicio de ayer. El ex titular de la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU) deslizó que desistiría de hacer uso del derecho a expresas sus palabras finales, antes de que las juezas de la sala VI de la Cámara Penal pasen a deliberar la sentencia. De todas formas, Brito ya declaró al menos cuatro ocasiones en distintas audiencias; siempre refutó las imputaciones en su contra. Como sucedió desde que comenzó el debate oral, el ex funcionario se mostró sereno, acompañado por sus defensores y por familiares. 


Comentarios