El sector automotor recupera el ritmo tras la huelga brasileña que bloqueó las autopartes

El paro de transportistas del vecino país obligó a algunas empresas a detener sus actividades.

17 Jun 2018
1

CONFLICTO DESTRABADO. La huelga de transportistas en Brasil perjudicó la línea de producción de las firmas locales. REUTERS (ARCHIVO)

Las empresas automotrices argentinas retomaron esta semana su ritmo normal de producción de vehículos, luego de los inconvenientes que les ocasionó la huelga de nueve días de los transportistas brasileños que perjudicó el ingreso de autopartes desde el país vecino.

En 2017, la Argentina importó autopartes desde Brasil por U$S 2.674 millones, según datos de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), volumen que representó el 32% del total de compras de piezas y partes al exterior.

El paro de transportistas brasileños en rechazo al aumento del precio del combustible afectó el envío de piezas desde ese país, lo que dejó a las fábricas locales sin insumos y las obligó reducir o incluso detener la producción.

La primera compañía que anunció un parate fue Renault, que suspendió la producción en su planta de Santa Isabel, Córdoba, por falta de piezas para seguir con la fabricación de los modelos Logan, Sandero, Sandero Stepway, Kangoo y Fluence, los cinco automóviles que manufactura en el país, en una medida que afectó a los 1.500 operarios.

“El Groupo PSA sufrió el impacto del paro de transporte de Brasil y, actualmente, la situación ya se encuentra regularizada”, indicó una fuente de la fabricante de Citröen y Peugeot.

Además explicó que la producción estuvo parada cuatro días por el impacto de la medida del transporte de Brasil, que se sumó con una parada técnica que tenía prevista la firma para realizar actividades internas de mantenimiento del centro de producción.

Distinto fue el caso de Volkswagen, cuya directora de Asuntos Corporativos del Grupo, Angela Stelzer, precisó que en esa fábrica “no paramos ningún día por ese motivo” pero indicó que se debieron realizar varios ajustes en el mix de producción para evitar faltantes de piezas. “La situación se normalizó esta semana; los últimos días tuvimos una reunión diaria de las áreas involucradas para verificar disponibilidades y acciones a realizar para evitar cualquier parada”, explicó Stelzer.

En tanto, fuentes de Honda indicaron que los primeros días de la semana pasada hubo algunos inconvenientes: tres días que no se pudo producir por falta de abastecimiento de piezas, pero la producción pudo reorganizarse y ya se normalizó por completo.

Por su parte, el director de Relaciones Institucionales de Mercedes Benz, Gustavo Castagnino, puntualizó que la compañía, “en vans (utilitarios y camionetas), tuvo que parar la producción dos días de la semana pasada por falta de piezas clave de Brasil pero ya está solucionado”.

Añadió: “en el caso de camiones y buses, como tienen más piezas importantes de Brasil que las vans, la producción demoró unos días más en restablecerse pero ya lo hizo”.

El caso de la automotriz General Motors fue muy distinto. Voceros de la empresa explicaron que “afortunadamente la huelga de camioneros en Brasil no alcanzó a afectar las operaciones en Argentina, por lo que la firma siguió produciendo”. (Télam)

Comentarios