La pelota y el yoga se llevan de maravillas

15 Jun 2018

La práctica del yoga no necesita aval de estrellas para considerarse efectiva. Es al revés, las estrellas precisan de su práctica para mantener esa condición de ídolos, con sus beneficios y sufrimientos también. A lo primero ayuda a potenciarlos y a lo segundo, lo atenúa. Es por eso que Miriam Pernas, profesora de Hatha Yoga en Juku Yoga, cuenta con orgullo dos ejemplos que vinculan íntimamente al fútbol con el yoga. “Ryan Giggs considera imprescindible la práctica del yoga. Y la selección alemana la tiene incorporada en el esquema de trabajo”, contó Pernas. El galés, jugó 23 años al fútbol siempre en Manchester United, y los alemanes, vigentes campeones del mundo, hace una década que practican yoga. El destino es el mismo si se lo orienta hacia la meta de obtener el mejor entorno para ver el partido. “Con el yoga se puede incrementar los estados de concentración, soportar la presión, vencer la ansiedad y el temor, conseguir una más pronta recuperación, desarrollar una mayor resistencia orgánica, flexibilidad, potencia, velocidad. También un cambio en la actitud mental, que se adecua a cada situación”, detalló la profesora.

Para la especialista la actitud con la que se encara la observación del partido será fundamental. “Se trata de un partido de fútbol con la importancia que realmente tiene, no es una cuestión de vida o muerte. Tener consciencia del momento que se vive, compartiéndolo con una visión positiva. Un buen descanso previo ayuda a manejar la ansiedad en el momento”, destacó. Pero lo más importante es la respiración. “La respiración yoguica consiste en respirar por la nariz, inhalar por ella inflando el abdomen y exhalar, también por la nariz, hundiendo el abdomen. Prestar atención a la respiración comienza a generar mayor calma y a controlar la ansiedad, de manera que la mente, gracias a la respiración, se va aquietando. Incorporar esta técnica de manera natural otorga grandes beneficios permanentes”, explicó Pernas.

Comentarios