Perú vive con una enorme expectativa la previa de un torneo que volverá a jugar 36 años después

13 Jun 2018 Por Andrés Burgo
1

EXPERIENCIA. A pesar de sus años en el fútbol, Jefferson Farfán recién ahora se dará el lujo de jugar un Mundial. reuters

Los 36 años y ocho Eliminatorias que llevaba Perú sin clasificarse a un Mundial, un tiempo en el que el país tuvo a nueve presidentes y la selección de fútbol a 19 entrenadores, son el motor emotivo que impulsa a la selección que dirige Ricardo Gareca durante sus primeros días de entrenamiento en Moscú.

“Yo nací en 1990 y el último Mundial de Perú fue en 1982. Mi papá me contaba que las copas del mundo eran impresionantes, pero a mí siempre me faltaba Perú”, dijo el volante Yoshimar Yotún, que como el resto de sus 22 compañeros nació después de España 1982.

“Me tocó ver a grandes jugadores peruanos en grandes equipos, como Roberto Palacios, o como Santiago Acasiete, así que no entendía cómo no clasificábamos a un Mundial. Pero después, cuando empecé a jugar, me di cuenta que las Eliminatorias son muy difíciles”, agregó Yotún.

“Mi primer Mundial como espectador fue el de 2002. Cada cuatro años, tenía esa sensación que me faltaba algo, mi país. Estas Eliminatorias las empecé como un hincha más, porque no estaba en la selección, y terminé siendo parte de la primera vez que nos clasificamos. Es algo muy grande”, se emocionó Edison Flores.

“El país se lo merecía. La gente siempre fue a los estadios a gritar. Hoy los peruanos están felices, y ése era nuestro objetivo”, agregó el volante de Orlando City.

Algo novedoso

El debut mundialista para los 23 jugadores de Perú, no sólo en el campo de juego sino también como espectadores de su país participando en una Copa del Mundo, se percibe en la concentración del equipo en el hotel Sheraton, cerca del aeropuerto Sheremetyevo.

“Es nuestro primer Mundial, por lo que hay nervios y ansiedad, pero sabemos que durante el partido contra Dinamarca ya estaremos más tranquilos. El sábado jugamos contra Suecia en un estadio lleno de hinchas suecos y hemos demostrado personalidad”, dijo Yotún.

La falta de experiencia de los futbolistas peruanos en los Mundiales tuvo un episodio gracioso hace algunos meses, cuando la empresa italiana Panini distribuyó el álbum de cromos y llegó a manos de los jugadores.

Como en el resto de las selecciones, Panini eligió a 18 jugadores, pero uno de los peruanos habitualmente convocados por Gareca, al no verse en el álbum, le preguntó al entrenador si su ausencia se debía a que había dejado de contar con él. Gareca debió tranquilizarlo.

“Un Mundial es lo mejor de lo mejor. Esto es una fiesta para todos los países. Veo las cosas muy ordenadas”, dijo Flores, de 24 años. “Estoy viviendo lo que esperaba. Llegar a Moscú y ver a muchos peruanos. Me gusta estar aquí”, dijo Yotún, de 28.

Los veteranos

Paolo Guerrero, Jefferson Farfán y Alberto Rodríguez son los tres futbolistas mayores del plantel, nacidos en 1984, dos años después de la última participación en un Mundial. Incluso para el entrenador argentino Ricardo Gareca será su debut, después de haber quedado afuera por muy poco del plantel albiceleste que ganó México 1986.

“A veces, cuando estamos por comer con los otros jugadores, nos decimos ‘estamos en un Mundial’, y nos acordamos cuando peleábamos abajo en la tabla y empezaban las críticas. Eso nos hizo más fuertes”, resaltó Yotún.

Comentarios