España realizó trabajos pensando en la presión de Portugal y su agrupamiento en defensa

12 Jun 2018
1

PLANIFICACIÓN. El técnico Julen Lopetegui charla con sus dirigidos antes de iniciarse una nueva práctica del plantel español. El calor y la humedad afectaron las tareas realizadas en Krasnodar. reuters

KRASNODAR.- La selección española ensayó la salida de presión y la subida por bandas con vistas al partido del viernes ante Portugal, en lo que será el debut del equipo de Julen Lopetegui en el Mundial de Rusia. España se ejercitó durante 60 minutos en la Academia del Fútbol de Krasnodar, su “cuartel general” durante la Copa del Mundo, bajo el habitual calor de estos días en la ciudad rusa.

Lopetegui ordenó primero unos “rondos” (el tradicional loco) y luego ensayó la salida de pelota a seis toques, para iniciar después las subidas por bandas y culminarlas con los remates de los delanteros.

El técnico español teme la presión de Portugal y su agrupamiento en defensa, y más después de conocer las dificultades que tuvo España en los dos últimos amistosos de preparación para el Mundial, saldados con empate 1-1 ante Suiza y mínima victoria por 1-0 ante Túnez.

Según se vio, una de las obsesiones de Lopetegui es mover el balón rápido en defensa y cambiar el juego con pases largo hacia las bandas.

Mucho calor y humedad

Entrenar con calor: esta fue la primera decisión trascendente de Lopetegui, quien a diferencia de su antecesor, Vicente del Bosque, quiso preparar su debut en el Mundial en las mismas condiciones en las que jugará.

No quiso Moscú o sus alrededores, como buena parte de las selecciones participantes, y se llevó su centro de operaciones a una anodina ciudad del sur de Rusia en la que hace mucho calor y humedad. Son entrenamientos a 30 grados de temperatura, una elección que tiene su razón de ser en el debut ante Portugal. Será el viernes en Sochi, donde también se esperan altas temperaturas para un partido tremendamente exigente para los dos contrincantes.

La elección de la sede de España siguió los cánones tradicionales: una ciudad tranquila, alejada de las grandes urbes y sin mayores atractivos que el silencio que rodea al trabajo y la excelencia de las instalaciones. “Aquí venimos a trabajar, no a hacer turismo”, asegura un dirigente español.

Pero todos saben que será el resultado el que valide o no la elección de su “cuartel general”. Si su equipo gana, será un nuevo acierto del DT. Si no lo hace, igual habría sido mejor irse a Moscú. “Son factores que pueden tener cierta incidencia en el resultado, pero si ganas no dices nada y si pierdes esos detalles van saliendo”, resumió el delantero Rodrigo Moreno.

Comentarios