Se recalentó el dólar, que cerró a $ 26,45

El Gobierno nacional dejó flotar a la divisa, sin que intervenga ni el Banco Central ni el Nación, y así se encareció 47 centavos. No se siente el efecto del acuerdo con el FMI en la plaza local. “El Tesoro no vendió y el campo no apareció”, dijo un operador

12 Jun 2018
1

BRECHA. En el Banco Nación, la cotización de la divisa de EEUU se ubicó por encima del promedio relevado por el Central, al cerrar en $ 26,50. REUTERS

Sin ofertas por parte del Banco Central ni ventas del Banco Nación, el dólar minorista se disparó sobre el cierre 47 centavos al récord de $ 26,45 en agencias y bancos de la city porteña, tras el acuerdo alcanzado la semana pasada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para calmar a los mercados tras las recientes turbulencias.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa trepó 69 centavos y cerró a $ 26, en una jornada con poco volumen de negocios (cayó 22% a U$S 528 millones). Sucedió luego de que el jueves el país obtuvo una línea de crédito stand by por U$S 50.000 millones, con un compromiso de una aceleración en la reducción de su déficit fiscal, entre otras medidas. En tanto, el dólar paralelo cerró la jornada con un incremento de 10 centavos, lo que lo llevó hasta los 26,30 pesos tipo vendedor, por debajo del precio del dólar minorista, según el relevamiento del diario ámbito.com.

En el Banco Nación, la cotización de la divisa estadounidense se ubicó incluso por encima del promedio relevado por el Banco Central, al cerrar en $ 25,50 y $ 26,50 para la compra y la venta, respectivamente.

Por debajo de la cotización del Nación se ubicaron el Banco Santander, en $ 26,25; el Banco Supervielle, en $ 26,30; los bancos Macro, Credicoop y Ciudad, en $ 26,40, y el BBVA-Francés, en $ 26,44. El mercado mayorista, por otro lado, comenzó a operar con un dólar en $ 25,35, pero la oferta estuvo ausente en todo el día, motivo por el cual comenzó a subir lentamente el tipo de cambio hasta que, faltando media hora para el cierre y ante el temor de los bancos de no poder cubrir la demanda, se disparó subiendo de manera abrupta hasta alcanzar la insólita cifra de $ 26,20, es decir, 90 centavos más que el cierre del último viernes.

Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, indicó que “operadores esperaban que, ante una suba del dólar mayorista contra el peso de 3,5% en el día, iba a intervenir el Banco Nación en el último tramo de la jornada para amortiguar la suba y no causar sobresaltos en la cotización. Sin embargo, en los 30 minutos anteriores al cierre de la jornada, dejó que corriera la cotización”. Otro operador dio su parecer: “hay más compradores que vendedores. El Tesoro no tiene mucho más para vender y el campo no aparece”, sintetizó Diego Falcone, de Cohen S.A. “Además el contexto externo no ayuda a que los inversores vengan a la Argentina a hacer carry trade”, agregó.

En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó estable al 37% TNA. En swaps cambiarios se pactaron U$S 120 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el martes y el miércoles. Las tasas de Lebac en el mercado secundario se negociaban en el plazo de 10 y 37 días al 40% y la de 163 días al 38% TNA.

En el Rofex, donde se intercambiaron U$S 737 millones, más del 70% se pactó entre junio y agosto con precios a $ 26,40 y 27,617, respectivamente, con tasas del 29,55% y 28% TNA para esos plazos. Los futuros subieron más de 40 centavos promedio, acompañando la suba final del spot, también de 40 centavos en la última media hora.

En la plaza marginal, el dólar paralelo terminó con suba de 10 centavos a $ 26,30, por debajo del segmento oficial, según el relevamiento de este medio en cuevas de la city porteña. A su vez, el “contado con liqui” trepó 56 centavos, a $ 26,05.

Comentarios