Cartas de lectores

12 Jun 2018
1

CHOQUES EN LA RIOJA Y BOLÍVAR

La peligrosa intersección de La Rioja y Bolívar sumó dos nuevos y estruendosos choques en tan sólo cinco días. El primero terminó con un vehículo apoyado en el frente de una vivienda sobre calle Bolívar, justo al mediodía, con alumnos saliendo de una escuela a media cuadra, colisión que terminó milagrosamente sin arrollar a nadie de casualidad. El segundo choque (foto) tuvo lugar casi al horario de ingreso al mismo establecimiento. Las palabras están de más y de nuevo la Municipalidad en el foco de una nueva polémica. Decenas de reclamos realizados a un organismo que tiene oídos sordos y vista ciega, ante un patrón peligroso de incidentes a los que simplemente no le interesa en absoluto. ¿Hará falta que ocurra un hecho luctuoso en dicha esquina, para que la radio, la TV y los diarios, junto con los ciudadanos, se congreguen y condenen públicamente al funcionario que ignoró las advertencias? Ese mismo funcionario es quien dio la orden de instalar, semanas atrás, silenciosamente, un peligroso y oscuro lomo de burro, sin señalización ni advertencia, sobre calle Bernabé Aráoz casi Crisóstomo Álvarez. Podría mudar su cómoda oficina, en un arrojado acto de empatía, e instalarse en nuestra esquina con su silla para que sude un rato y sienta el terror de un inminente choque y sentir lo que todos los vecinos temen a diario en esa fatídica esquina. No pedimos un costoso semáforo. Simplemente un humilde y económico lomo de burro, que salve vidas y eduque, por la fuerza, a los automovilistas desaprensivos.

Alejandro Báscolo

[email protected]


ABORTO (I)

Ya está próximo a decidirse qué Patria queremos: si aquella injusta que mata al ser más inocente e indefenso, o la que protege la vida de ese ser más inocente e indefenso. No nos queda otra que confiar en los hombres de buena voluntad y que nuestra Patria siga siendo aquella por la que dieron su vida nuestros antepasados, que acoge a todos sin excluir a nadie. No comparto y me he sentido defraudada por lo resuelto por nuestro Presidente, y más aún que holgadamente veta el tarifazo y dice públicamente que no vetara la Ley de Despenalización del Aborto. Señor Presidente: usted nos engañó, y no me diga que usted está a favor de la vida por que usted muestra y mostró lo contrario, y no se olvide que si usted puede vetar una ley porque le viene en ganas (tarifazo), con mayor razón puede vetar la ley injusta de la despenalización del aborto si es que usted es de buena voluntad, y que sea Dios y la Patria que se lo demande. Y el ex ministro de salud García González, que fue el artífice de todo, de las guías de aborto, etc, pregunto públicamente qué pensamos de los embriones y le contesto: son los seres humanos más indefensos e inocentes que existe. Y haciendo eco de las palabras de la doctora que hice mención en mi anterior carta a los lectores, y que los invito a que la lean, dice: “Señores, están matando seres humanos”.

María Ofelia Sal

[email protected]


ABORTO (II)

¡Socorro, paren el mundo que me quiero bajar! ¡Todos se han vuelto totalmente locos: ahora pretenden no penalizar el aborto y penalizar el no aborto! Según el proyecto a debatirse, esto último es lo que sucederá con los médicos e instituciones que se nieguen a practicarlo. ¡De no creer!

Francisco García Santillán

[email protected]


LA VIOLENCIA QUE NOS RODEA

Vivimos en un mundo cada día más convulso. La violencia se apropia de todo y genera fuertes temores en la gente. Y eso no sucede tan solo aquí. Por más que se esconda, es un mal general que nos ataca. Aunque cuesta bastante precisar su origen, es como si las numerosas guerras que los hombres han practicado hasta ahora, se parcializan cada vez más en violentos individuos que pululan, sobre todo por los barrios. ¿Por qué será que esto está ocurriendo? Parece ser la pregunta que debiéramos reformularnos. ¿Por qué aquel sí y yo no?, declamaba con rabia, el joven vecinito. Y hoy, que gracias al avance tecnológico, se sabe casi todo, nadie puede ignorar tanta injusticia y tantas discriminaciones en medio de las cuales se vive. Hoy, en que los avances técnicos pueden superar la rudeza del trabajo, la gente se da cuenta que existen otras formas de supervivencia más humanas. Y pareciera interesante reflexionar sobre ese tema, que nos ayudaría a superar tanta violencia.

Javier Astigarraga

[email protected]


DESINTERÉS MUNICIPAL

“No es el Estado el que tiene que velar por la seguridad de tu inmueble”, dijo Walter Berarducci (Secretario de Gobierno de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán) en LA GACETA, con respecto al derrumbe del ex cine-teatro Parravicini. En términos legales el funcionario municipal tiene razón, no existe ordenanza que obligue al municipio capitalino a inspeccionar domicilio por domicilio el estado edilicio de los mismos. Pero en términos políticos se equivoca y miente. En campaña, y siendo parte del mismo espacio político, escuché decir al intendente, Germán Alfaro, que velaría constantemente por la integridad de los vecinos para que lo voten, evidentemente. Usted (Berarducci) busca deslindar de alguna crítica que salpique a su gestión municipal, pero al mismo tiempo contradice el ejercicio natural de la política. La Municipalidad, y cualquier organismo del Estado, tiene la obligación de prevenir, actuar y trabajar por la comunidad, siendo la comunidad, valga la redundancia, la que los eligió para que los representen. Pero no solo limitó a su gestión en compromiso con los vecinos. También se pudo ver que los niños que acuden a los establecimientos municipales educativos del ciclo inicial también sufrieron el desinterés de ustedes: el conocido jardín de infantes municipal Querubines debió ser trasladado por peligro de derrumbe. Para terminar, le pido al funcionario del municipio capitalino, y al resto de los responsables, de conducir el municipio que se comprometan en serio, y hagan mucho más de lo que deben hacer en exclusivo beneficio de los vecinos de San Miguel de Tucumán.

Williams Fanlo

[email protected]

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios