Unas 60.000 tn menos de azúcar por Diatraea

Durante todo su ciclo, el cultivo de caña de azúcar se ve afectado por la plaga de mayor importancia económica que es el “gusano perforador”, o Diatraea saccharalis, que ataca haciendo perforaciones o galerías en el tallo, lo que causa pérdidas de peso de las cañas y disminución del contenido de sacarosa, con un decrecimiento en el proceso de extracción fabril.

09 Jun 2018

›› REPORTE RURAL

La problemática de los ataques de Diatraea a los cañaverales tucumanos no es una novedad, ya que los productores cañeros de antaño ya lidiaban con esta plaga. Tal es así que, desde los primeros años de la fundación de la Eeaoc, hace casi 109 años, uno de los objetivos era controlar todo tipo de plagas y enfermedades que afectaban al cultivo de la caña de azúcar. Actualmente, la Sección Zoología Agrícola, conjuntamente con el Programa Caña de la Estación Experimental siguen trabajando, con diferentes metodologías, para lograr minimizar los efectos de esta plaga en los cañaverales.

Durante mucho tiempo trabajaron en un factor determinante de la producción como es la fertilización nitrogenada de la caña de azúcar y, a la vez, en su incidencia sobre la proliferación de esta plaga.

Durante todo el ciclo, el cultivo de la caña se ve afectado por la plaga de mayor importancia económica que es el “Gusano perforador”, Diatraea saccharalis, con daños consistentes en perforaciones o galerías en el tallo, lo que causa pérdidas de peso de las cañas y disminución del contenido de sacarosa, con un decrecimiento en el proceso de extracción fabril que afecta al “Brix”, “Pol” y “pureza”.

También es responsable de la “muerte del brote principal” o “brote guía”, si el daño es producido durante los primeros meses de edad de la caña, y de la proliferación de brotes laterales cuando la caña está madura. Además, estas perforaciones son puertas de entrada a enfermedades como hongos y bacterias, que producen un daño indirecto de mucha importancia que es la “podredumbre roja” debida a la fermentación de los azúcares producidos por los mismos.

Según estudios de la Eeaoc, las pérdidas producidas por esta plaga son de unos 650 gr de azúcar/tn de caña, y por porcentaje de infestación. A mayor % de infestación, mayores serán las pérdidas. Por ello, son importantes los monitoreos previos a la zafra o durante la misma, para saber qué intensidad de ataque tenemos en los cañaverales. El ciclo de vida de Diatraea saccharalis es interesante analizarlo a la hora de saber cómo coloniza un cañaveral. La duración del ciclo de vida de D. saccharalis depende de la época de año, la temperatura y la humedad. En nuestra provincia ocurren 5 generaciones en el año.

El adulto es una mariposa que coloca por la noche los huevos en las hojas +2 y +3 de la caña, permanece escondida durante el día debajo del follaje de la caña o en algunas gramíneas. De los huevos eclosionan las larvas, que en los dos primeros estadios se alimentan de la vaina, y luego las larvas perforan la caña donde realiza el mayor daño.

Realmente, año tras año, esta plaga se encuentra presente y lo informamos en esta edición de LA GACETA Rural. En la zafra 2016, en el 97% de las localidades muestreadas se detectó la presencia de la plaga, con niveles de infestación variables. La zona más afectada fueron la llanura en los departamentos Cruz Alta, Burruyacu y La Cocha, mientras que la zona con menores niveles de ataque es la Llanura Deprimida en Leales y Simoca.

Considerando el promedio de Intensidad de Infestación (II) en Tucumán, durante 2016 se habrían perdido más de 60.000 tn de azúcar por esta plaga. Pensando en términos económicos, se pone en evidencia su importancia y la necesidad de seguir explorando estrategias para mitigar sus daños. Asimismo, el monitoreo temprano resulta útil para evitar mayores pérdidas, ya que permite conocer la magnitud del ataque y comenzar la cosecha por los lotes más afectados. Con esto, se logra evitar la degradación de la sacarosa producida por los microorganismos asociados a esta plaga.

El manejo racional de la fertilización nitrogenada es una estrategia para evitar o disminuir el ataque de Diatraea. En este sentido, tanto los técnicos de la Eeaoc como los productores vienen evaluando, desde hace años, este comportamiento de la plaga con respeto a la fertilización utilizada. Estudios afirman que en todas las áreas donde el cultivo había sido fertilizado con una dosis elevada de urea o con vinaza, existió una mayor cantidad de ataques de Diatraea Saccharalis.

Es por ello que, muchos productores y técnicos actualmente recomiendan fertilizar de otra manera y con otro tipo de fertilizantes, para contrarrestar los efectos perjudiciales de esta plaga. Estos estudios afirman que con el uso de fertilizantes alternativos a la urea se disminuían los ataques de la plaga, desde 5 hasta 10 puntos porcentuales, dependiendo de la intensidad del ataque, de la zona y del cañaveral.

Es deseable que las instituciones de investigación agropecuaria continúen con los ensayos de este tipo, a través del uso de tecnologías integradas, lo que permitirá disminuir los efectos nocivos que provoca la Diatraea en los cañaverales tucumanos.

Comentarios