La lechería tiene un gran potencial productivo

Trancas tiene unos 40 productores de leche, quienes tienen diferentes escalas y formas de producción, por lo que las realidades son también distintas. Actualmente, los dirigentes y productores tranqueños y de Tafí del Valle trabajan mancomunadamente con profesionales privados y de instituciones estatales, logrando formar el cluster lácteo de Tucumán.

19 May 2018
1

›› REPORTE RURAL

La provincia de Tucumán tiene una larga y rica historia lechera en la zona del departamento de Trancas, al norte provincial. A comienzos del siglo pasado contó con fincas de gran importancia, con producciones de leche que sorprenderían aún hoy en día. En la década del ‘20, disponía de leche pasteurizada, y en los años ‘40 su “Granja Modelo”, cercana a nuestra capital, producía más de 20.000 litros diarios. Trancas, en la región central norte de Tucumán, es una zona encerrada en un valle entre las Sierras de Medina y las Cumbres Calchaquíes, de poca lluvia (400-500 mm mal distribuidos, y por lo tanto amarrada al riego) se desarrolló una cuenca de importancia por los volúmenes producidos y por la cantidad de familias involucradas.

La zona se caracteriza por un conjunto de sistemas de riego que toman agua del dique nivelador del sistema del Tala, y de tomas rústicas a lo largo del Río Salí.

Poco a poco, superando múltiples inconvenientes, se fue especializando e incrementando su importancia hasta llegar en los años ‘70-’80 a producir más de 100.000 lt diarios, con cerca de 200 productores tamberos abasteciendo la provincia y parte de la región. No obstante, en la década del ‘90, esta cuenca sufrió las consecuencias de las políticas implementadas y de sus propios errores organizativos que llevaron a que su principal empresa compradora, la cooperativa Cootam, quebrara dejando a la deriva a los tamberos que no tuvieron dónde entregar la leche. Algunos de ellos encontraron salida a su producción a través de empresas de la región o de la zona central, que se animaron a recolectar los volúmenes más importantes. Otros no tuvieron otra alternativa que reducirla drásticamente, hasta hacerla compatible con la venta local y de productos artesanales. En el proceso, muchos decidieron abandonar para siempre la producción.

Actualmente, Trancas unos 40 productores de leche, según las últimas informaciones. Tienen diferentes escalas y formas de producción, por lo que la realidad de estos productores es también distinta.

Producen desde 300 litros a 10.000 litros por día, o sea que las realidades de cada productor son muy diferentes al igual que las necesidades, y lo mismo sucede con la forma organizativa de cada empresa tambera tranqueña. Actualmente, el sector tiene un punto muy fuerte que es la institucionalidad que se logró con la formación de la Mesa de Lechería, que está funcionando desde hace varios años y que, con el apoyo de instituciones dependientes del Gobierno Provincial, de la UNT, de la Subsecretaría de Agricultura Familiar y del INTA, se unieron para trabajar conjuntamente para mejorar la actividad.

Desde que se armó la Mesa se hicieron muchas cosas en lo institucional, técnico y productivo, pero todavía quedan otras para hacer. La realidad de hoy hace que la actividad lechera cambie todos los días, por lo que las necesidades de cada productor del valle de Trancas son cambiantes y diversas.

Hoy, por suerte, Trancas tiene su ventana para mostrar la realidad del sector con su IX Expo Láctea 2018, una ambiciosa propuesta con charlas técnicas, presentaciones de stands, jura y venta de ganado lechero, permite a los productores dar a conocer su realidad y su potencial productivo.

Esta muestra es ya una tradición que se renueva en la zona y que cuenta con el apoyo del Gobierno Municipal, sabedor del impacto que tiene la lechería en la vida comunitaria.

Actualmente los dirigentes y productores lecheros tranqueños, y de Tafi del Valle trabajan mancomunadamente con profesionales privados y de instituciones estatales lograron formar el cluster lácteo de Tucumán. El cluster está compuesto por productores primarios, industrias artesanales, industrias medianas e instituciones, que brindan soporte a los actores de la cadena láctea y surgió por iniciativa de la Mesa de Lechería y del IDEP/Prosap y comenzó en julio de 2012. Actualmente, la leche que se industrializa y que se vende a una empresa de afuera de Tucumán son unos 50.000 lt, de esos 70.000 lt diarios, y si tomamos lo real que consume la provincia en leche por día, son 500.000 lt en total, lo que nos da una idea de lo que se puede llegar a crecer. Es grande el potencial crecimiento productivo lácteo en la región, teniendo en cuenta la optimización de recursos y crecimiento conjunto de los actores que propone la iniciativa del Cluster. Hay que trabajar juntos en procura de orientar el esfuerzo para crear beneficios que sirvan al conjunto de los actores de la cadena, y no a la apropiación individual, ya sea por una sola empresa o institución, o un grupo reducido de integrantes. Es el desafío.

Comentarios