Empezó el juicio a Ilarraz, el cura acusado de abuso y corrupción de menores

Entre los testigos está el obispo de Concepción, José María Rossi, último superior del sacerdote.

16 Abr 2018

La justicia entrerriana comenzó a juzgar al cura Justo José Ilarraz, acusado de abusar de menores cuando ejercía como prefecto de disciplina en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo, entre 1985 y 1993.

Al sacerdote se lo acusa de haber abusado de adolescentes que cursaban en el seminario donde él se desempeñaba como precepto.

El Arzobispado de Paraná pidió "perdón" por los abusos

El juicio, que demandará trece audiencias y dos días de alegatos, estará a cargo del tribunal presidido por Alicia Vivian, a quien acompañarán Carolina Catagno y Gustavo Pimentel.

Ilarraz fue suspendido por la Iglesia en 2012 para oficiar misas en público.

Entre las pruebas contra el presbítero hay una carta del Vaticano que revela que en una confesión realizada en 1997, el sacerdote reconoció los abusos y mostró arrepentimiento ante el Tribunal Eclesiástico.

En Entre Ríos, prohíben que los curas estén a solas con los chicos

Ilarraz confesó ante la Santa Sede haber tenido “relaciones amorosas y abusivas con seminaristas menores”, indicaron voceros de los tribunales que detallaron que el escrito es copia de una carta del 18 de enero de 1997.

En Tucumán

Hasta que el caso tomó estado público, Ilarraz desempeñaba funciones pastorales en la Parroquia Sagrado Corazón, de Monteros, que depende de la diócesis de Concepción.

El religioso llegó a Tucumán luego de que el ex arzobispo de Paraná y cardenal Estanislao Esteban Karlic lo expulsó de la diócesis entrerriana tras una investigación interna de los hechos que nunca fue denunciada ante la justicia ordinaria.

Primero, Karlic autorizó al cura Illarraz a viajar al Vaticano, donde se formó en Misionología.

Tras regresar a la Argentina en 1997, el religioso se radicó en Buenos Aires, donde se alejó del sacerdocio, y luego se trasladó a Tucumán, donde fue recibido por el entonces obispo de Concepción, Bernardo Witte.

Testigos

Fueron citados a declarar 71 testigos, entre éstos cuatro obispos, 24 curas y cuatro ex sacerdotes. En la primera audiencia declararán tres de sus las siete víctimas que denunciaron al cura el martes en la segunda audiencia lo harán las otras cuatro.

Prestarán testimonio por escrito, amparados por sus fueros, Estanislao Karlic, Mario Maulión y Juan Alberto Puiggari.

También declarará el obispo de Concepción, Tucumán, José María Rossi, último superior de Ilarraz.


Rossi asumió en 2001 como obispo de Concepción, diósesis en la que Illarraz trabajaba desde 1997. 

A puertas cerradas

La prensa no podrá ingresar al debate ya que el Superior Tribunal de Justicia aplicará los dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, mediante la acordada N° 29/08, atendiendo a las particularidades del caso, al delito que se juzga y al expreso pedido de la mayoría de las víctimas de preservar su intimidad.

Comentarios